Wellness Corporativo. Una realidad laboral

Parece que la práctica de la actividad física cada vez cobra un sentido más importante, según las investigaciones, se hacen relevantes en el mundo de las empresas. La vida ciertamente sedentaria que mantenemos actualmente, unido a trabajos que no nos exigen actividad física principalmente, nos lleva a plantearnos qué estamos haciendo mal y por qué, conociendo las bondades del deporte para el ser humano.

Pero el problema no siempre viene de las intenciones más o menos positivas de hacer ejercicio por parte de los trabajadores, sino que nos empezamos a encontrar con pocas opciones de tiempo y facilidades por parte de las empresas que nos contratan.

Afortunadamente, el mundo está cambiando y vamos entendiendo y asumiendo en nuestra cultura laboral que nuestros empleados deben disponer de tiempo y facilidades para practicar actividad física, ya no sólo por una cuestión de salud personal sino por el impacto directo en el rendimiento de cada una de las largas horas que nos ponemos enfrente de un ordenador.

Y si nos centramos en esta última parte, eso se traduce en inversión indirecta para tu empresa. Fomentando la salud física en los trabajadores conseguimos reducir el absentismo laboral, mejoramos la capacidad de resolución de conflictos y conseguimos en un porcentaje muy elevado que la ‘felicidad’ y las buenas decisiones estén presentes en los puestos de trabajo.

Ejemplos de cómo incentivar la salud personal, con mejoras laborales o premios internos…generan una expectativa asociada a nuestro propio objetivo y aporta muchos beneficios profesionales.

No quedan muchas excusas para que nos dediquemos tiempo a estar mejor, a sentirnos mejor con nosotros mismos y crear hábitos de vida que nos dirijan a conseguir objetivos claros y muy beneficiosos para nuestra salud. Entrenar antes de entrar en nuestra jornada o entrenar a la hora de la comida, nos reducen la excusa del tiempo y hoy en día, el coste tampoco se convierte en un impedimento.

Empresas y empleados, juntos deben entender las necesidades que son reales y que mejoran hacia los dos sentidos, el día a día en la actividad diaria que nos ocupa el mayor tiempo, nuestro trabajo. Apostemos por dar un cambio de mentalidad hacia la salud y ésta nos devolverá incalculables beneficios.

Wellness Corporativo. Necesidad contrastada.

Alejandro Ruiz-Valdepeñas 

Director AltaFit Gym Club Tres Cantos