Tres Cantos se mueve

Tres Cantos se mueve

La ciudadanía tricantina está dando muestras de su elevada implicación en los asuntos que afectan directamente al desarrollo de nuestro pueblo, exigiendo su participación directa en la res pública, tal y como el precepto constitucional señala, al determinar que podremos participar en los asuntos públicos, y consecuentemente en la vida política, a través de nuestros representantes elegidos democráticamente en las urnas, y también de forma directa como ciudadanos y ciudadanas.

Como ya hemos señalado en varias ocasiones, Tres Cantos cuenta con un profuso y variado tejido asociativo que permite expresar innumerables sensibilidades aglutinadas a través de diferentes entidades y asociaciones que promueven el desarrollo político, social y democrático en nuestra ciudad.

No todo debe quedar en manos del Ayuntamiento y del equipo de Gobierno que gestiones los designios del municipio en función de los resultados electorales obtenidos en las urnas. Porque una cuestión es la legitimidad para gobernar y aplicar el programa electoral con el respaldo democrático derivado de los votos obtenidos en concurrencia democrática, y otra cuestión muy distinta, es determinar que, en base a dichos resultados, no es necesario escuchar las demandas sociales que se puedan plantear y hacer caso omiso de las exigencias que la sociedad va realizando en función de las necesidades que se van generando.

Por eso, es importante traer a colación los diferentes escenarios en donde la sociedad tricantina se está demostrando especialmente activa y reivindicativa y en donde el tejido asociativo que respalda estas iniciativas es fiel reflejo de la pluralidad de los actores implicados que confluyen en aspectos esenciales para el desarrollo de Tres Cantos como pueblo, como ciudad, como sociedad.

Por ello, es preciso iniciar este recorrido por la petición de una residencia para personas mayores que lleva reivindicando desde hace varios años la Asociación Pro Residencia de Tres Cantos, entidad tricantina con las que nos unen estrechos lazos de colaboración desde antes incluso de su constitución y con la que estamos directamente alineados en su petición y planteamiento.

Es triste y doloroso comprobar como el Alcalde de Tres Cantos ha hecho malabarismo con esta reivindicación social: en campaña electoral, asumiendo la petición de su construcción y el carácter público de la residencia. Gobernando, que ya veremos y, en todo caso, gestión privada de la residencia, negociando con la empresa a la que se le adjudique un número de plazas para resientes tricantinos. La desfachatez como bandera social.

Nuestros mayores han salido a la calle para, en las mismas puertas de la Casa Consistorial, recordar al Alcalde y al resto de la Corporación que no se debe gobernar desde postulados basados en la mentira y en el engaño y que cuando un regidor se compromete a realizar una actuación pública, la debe llevar a cabo sin ningún tipo de sutilezas o ambigüedades.

Igual nos ocurre en una materia tan sensible para la sociedad tricantina como es la educación pública y el fomento de la escuela pública frente a la escuela concertada o privada. Porque una cuestión es que podamos elegir libremente el tipo de educación que deseamos para nuestros hijos y otra muy distinta es que desde los poderes públicos, en nuestro caso, el Ayuntamiento, se apueste de forma descarada por la opción privada concertada en detrimento de la enseñanza pública, gratuita y de calidad.

La última tropelía municipal que ha tenido que denunciar la Plataforma por la Escuela Publica de Tres Cantos, que aglutina en su seno a las AMPAS de los colegios e institutos públicos, junto otras entidades sociales y en la que participa esta Asociación de Vecinos,  ha sido la Guía de Orientación Educativa para el próximo curso escolar, en la que sigue haciendo referencia a la ley educativa ya derogada y no vigente, ignorando de forma maliciosa la nueva ley sobre educación,  aprobada en las Cortes y de obligado cumplimiento en el próximo curso escolar.

Ante la chapuza municipal, la propaganda partidista de seguir manteniendo una ley ya inaplicable y el desconocimiento del que ha hecho gala el Alcalde y la Concejala de Educación de esta situación, la Plataforma ha exigido la retirada de esta Guía y su sustitución por una nueva con información real, completa y veraz.

Igual nos ocurre con la sanidad pública en nuestro municipio. Porque aunque no sea directamente una competencia municipal (que bien le viene esta excusa reiterada a nuestro Alcalde), es imprescindible que nuestros representantes se involucren directamente en la defensa y potenciación de unos servicios sanitarias cada vez más necesarios, y en donde se pueda garantizar la debida asistencia a la ciudadanía tricantina.

La necesidad de recuperar el servicio de urgencias, una vez terminada la jornada laboral en los dos centros de salud y durante los fines de semana y festivos, es un derecho inalienable que tenemos como sociedad. No podemos permitir que esta situación se mantenga mas tiempo.

Por ello, la Plataforma de Defensa de la Sanidad Pública de Tres Cantos, en la que también participa activamente la Asociación de Vecinos, viene reivindicando la reapertura de las urgencias, la necesidad de incorporar a nuestros centros de salud mayor número de profesionales, así como recuperar la atención presencial de forma progresia, quedando las citas telefónicas como práctica residual y esporádica. Y las movilizaciones que desde dicha Plataforma se están convocando, van incrementando paulatinamente la participación de los vecinos y vecinas que consideran imprescindible una sanidad pública y de calidad.

Son solo tres ejemplos de la vida social y democrática de nuestro pueblo. Tenemos más. Porque Tres Cantos está vivo, Tres Cantos se mueve.

Abel Pineros Gil 

Presidente de la Asociación de Vecinos de Tres Cantos.