El ahorro de 1,7 toneladas de C02 gracias a la compra de vehículos de ocasión

Comprar un coche de segunda mano, vehículo de ocasión o de KM0 no sólo es bueno para el bolsillo, también contribuye a la sostenibilidad del medioambiente reduciendo los niveles de contaminación que ahora mismo azotan las ciudades.

Según estudios, en 2018 se consiguió reducir el C02 en casi 1,7 toneladas gracias a la compra y la venta de coches de segunda mano entre particulares y entre empresas porque, para sorpresa de muchos, el ciclo de vida de un coche puede llegar a ser de hasta 20 años desde su fabricación. Por lo que un vehículo de esa antigüedad puede seguir contribuyendo a la huella de carbono. 

El mercado de la compraventa de coches supone el 97% del total del CO2 ahorrado por todo el mercado de segunda mano.   

La reducción del consumo de plástico es una de las cuestiones medioambientales que más concienciación ha generado en los últimos años, sobre todo, en nuestra marca oficial Toyota y con lo que intentamos mejorar día a día en nuestros concesionarios oficiales de Toyota Hersamotor.

Además, todo va relacionado. Al ahorrar fabricación de coches nuevos y mover el mercado de la segunda mano, no sólo se reducen emisiones de CO2, también se contribuye a la reducción de la producción de plásticos utilizados para algunas partes de los vehículos e incluso de acero, que se usa para construir los contenedores de mercancías donde se transportan los coches de un lugar a otro. 

Madrid, se sitúa como la tercera ciudad que durante el 2018 logró evitar casi 182.000 toneladas.

Nuestra ciudad sigue a Andalucía y a Cataluña, y sólo estas tres regiones suman el 43% del total de emisiones evitadas en el sector automovilístico durante 2018.

¿Y tú? ¿Contribuyes a la sostenibilidad del planeta? http://www.sostenibilidad.toyota.es/