¿Qué consecuencias tiene cada voto?

Se avecinan elecciones. Cuando las urnas llaman a la puerta, son muchos los que se cuestionan, como cada vez que toca ir a depositar la papeleta, que tipos de votos encontramos y cómo influye cada uno en los resultados. Votar a un partido no es la única posibilidad para ejercer este derecho, nos encontramos con otras tres posibilidades: votar en blanco, el voto nulo o la abstención. Pero ¿en qué consiste este tipo de votación y cuáles son sus consecuencias?

El voto en blanco se da cuando una persona se ha acercado hasta el colegio electoral pero en su sobre no ha metido ninguna papeleta o esta se encuentra en blanco. Este voto se considera valido, por lo que se suma a los votos obtenidos por las diferentes candidaturas para hacer el reparto de escaños. Aquí entra en juego la ley D’Hondt, un sistema electoral de cálculo proporcional bastante complejo que divide el numero de votos emitidos para cada partido, entre el número de cargos selectos con los que cuenta cada circunscripción. Según esta ley, se excluye primero a las candidaturas que no hayan obtenido al menos el 3% —o el 5% en el caso de las municipales — de los votos válidos emitidos, por lo que al incluir los votos en blanco, una candidatura necesita más votos para lograr el escaño. Una teoría que al perjudicar a las circunscripciones pequeñas, desfavorece a los partidos minoritarios.  

Se considera nulo cuando se introducen dos papeletas de diferentes candidatos en el sobre —si las papeletas pertenecen al mismo, es voto válido—, se hace un dibujo o, por ejemplo, se introducen objetos que no deberían, entre otras. Estos votos no van a ser contabilizados.

Quienes emiten, tanto voto en blanco como voto nulo, están lo suficientemente movilizados como para pedir la papeleta o acudir a la mesa electoral a depositarla, pero ya sea porque no han decidido a quien apoyar o bien porque ninguna de las opciones les convence, deciden desmarcarse del voto definido.

En cuanto a la abstención, es simplemente no ir a votar. Esta modalidad ni suma ni afecta a los resultados pero en este caso es mucho más difuso saber el significado de la abstención ya que no podemos conocer el motivo por el cual la persona no ha ido.  Puede decantarse por la abstención quien no tenga claro a quien darle su voto, quien mire con escepticismo al partido o al sistema o quien, simplemente, quiera castigar a su partido no apostando por él el día de los comicios.