Superar el COVID-19 no nos hace inmunes de forma permanente

Cuando hablamos de que alguien ha “superado” el coronavirus no podemos afirmar que sea inmune y no lo vuelva a contraer. Aunque a día de hoy se siguen realizando estudios, hay indicios de que, al igual que tenemos que hacer con la gripe, nos tengamos que vacunar todos los años contra el SARS-CoV-2.

Y es que al no desarrollarse una inmunidad permanente, aunque lo hayamos pasado, la vacuna reforzará nuestro sistema inmunológico para evitar que nos podamos volver a contagiar. De hecho, actualmente la prueba sólo es capaz de detectar una parte del virus, es decir, que está presente, pero no si está vivo o no. De ahí que haya pacientes que puedan dar positivo días después, tras haber superado la enfermedad.

Los anticuerpos que generamos en nuestro organismo son capaces de bloquear el virus en los meses sucesivos. Benito Almirante, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, ha declarado que nos iremos inmunizando, pero tendremos que convivir con el virus por un tiempo prolongado.