Rocío García | La fórmula de la recuperación

La crisis sanitaria, económica y social que ha provocado la pandemia del coronavirus va a exigir de todos nosotros un esfuerzo de integración, apertura de miras y una redefinición de las estrategias que los poderes públicos debemos adoptar para un compromiso de emergencia: recuperar la creación de empleo y la generación de un sistema sostenible de mejora económica y social.

Para abordar ese reto la primera obligación que se nos impone es aprender de lo ocurrido. Dar por eliminada la pandemia sería un error y una intolerable muestra de desprecio hacia todo lo ocurrido. La pérdida de seres queridos, el esfuerzo invertido, el sacrificio de derechos básicos, los empleos perdidos y los negocios que han cerrado para siempre sus puertas deben permanecer en nuestra memoria como una exigencia de que no podemos tolerar repuntes epidemiológicos por imprudencias o por olvido.

Durante semanas, los equipos técnicos del Ayuntamiento de Tres Cantos han trabajado de manera infatigable para sacar a la calle la mayor parte de las ayudas destinadas a desempleados, trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo o para comercios que necesitan de apoyo para subir el cierre. Esos equipos han conocido que detrás de cada petición se suele esconder un drama personal o familiar. Es por ello por lo que se hacía imprescindible poner en marcha cuanto antes el conjunto de acuerdos adoptados en el Pacto por el Impulso de la ciudad que suscribieron el 22 de abril el conjunto de las fuerzas políticas representadas en la corporación, las asociaciones empresariales y las organizaciones sociales más representativas de nuestra ciudad.

Entre las muchas fortalezas de Tres Cantos se encuentran, sin duda, la creatividad, el dinamismo, el compromiso solidario y la capacidad de atraer talento y riqueza a través de las empresas. Todas estas virtudes deben ser aprovechadas para restañar las heridas que ha generado la crisis y para aprovechar la ocasión de ponernos al frente de la recuperación, reforzar la actividad comercial e industrial y mejorar la estabilidad social, medioambiental e institucional.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Tres Cantos, que no ha dejado de trabajar durante todo este periodo, va a apostar por medidas concretas que se conviertan en instrumento para la recuperación económica, tanto por su carácter promotor como por su capacidad institucional para reunir acciones de todos los agentes sociales.

El gobierno tricantino actuará para fomentar la competitividad perseverando en la innovación y en el progreso con respeto al entorno. Seguirá defendiendo con determinación los intereses locales ante las administraciones regional y central en las competencias que no le son propias. Se compromete a trabajar intensamente en la realización de los proyectos de transformación urbana que será generadores de empleo y de actividad trabajando de una manera ágil, transparente para ser un acelerador del relanzamiento efectivo. No olvidará sus responsabilidades en la cobertura de los servicios sociales, la educación, la cultura y el deporte como parcelas esenciales del patrimonio vital de una ciudad y como garantía en la calidad del crecimiento.

Ese camino exige celeridad, dinamismo e interés por la defensa del bien común. Esas son las únicas condiciones con la que todos estamos invitados a trabajar de manera solidaria por el futuro de nuestra ciudad. Partidos políticos, organizaciones empresariales, sindicales, sociales, deportivas, culturales y vecinales pueden formar parte de este camino hacia un futuro de esperanza.