Reclamación de indemnización por caída en la calle

En ocasiones, nosotros mismos o algún familiar, podemos sufrir una caída en la calle por el mal estado de la misma. Las consecuencias de esas caídas pueden llegar a ser graves o muy graves por las lesiones que nos pueden provocar, imposibilitándonos, incluso, para llevar a cabo una vida normal. En estos casos, muchas veces nos planteamos si podemos solicitar una indemnización por dicho accidente, a quién solicitarla y cómo podemos hacerlo. 

Para que podamos reclamar una indemnización por una caída en la calle, tienen que darse una serie de requisitos:

La culpa no puede ser nuestra, es decir, es imprescindible que la consecuencia de la caída o del tropiezo haya sido porque la vía estaba en mal estado: baldosa suelta, encontrarse un socavón no señalizado, falta de limpieza, alcantarillas sueltas, etc…

La reclamación deberemos presentarla ante el Ayuntamiento, ya que son los encargados de mantener la vía pública en perfecto estado, pero dentro de unos límites; por ejemplo, si el obstáculo o defecto que ha provocado la caída es perfectamente visible o señalizado, el Ayuntamiento puede no ser responsable.

Para presentar una reclamación, necesitaremos tener las siguientes pruebas que acrediten el nexo de causalidad, es decir, que las lesiones se produjeron por el mal estado de la vía y no, por ejemplo, por un tropiezo o por una caída en otro lugar, por lo que os damos los siguientes consejos:

  • Es muy importante tener a alguien (testigo) que pueda indicar cómo ha sido el accidente y que corrobore el mal estado del pavimento o del objeto en mal estado que nos ha provocado las lesiones.
  • Debemos llamar a la Policía para que se personen en el lugar y emita el correspondiente informe. Esto nos ayudará mucho, ya que la Policía sacará fotos del lugar correspondiente al momento, tomará declaración a testigos y acreditará si la acera, calzada etc. estaba en mal estado.
  • Debemos llamar a una ambulancia en caso de necesitarlo, o acudir al médico con la mayor inmediatez posible, para que certifique las lesiones que se han sufrido con motivo de la caída. Es muy importante que no transcurran más de 72 horas desde la caída hasta la primera visita al médico; si llamamos a la ambulancia, en su informe certificaran que, cuando han venido a buscarnos, estábamos en el suelo y podrán ver si el suelo no se encontraba en las condiciones debidas.
  • Es muy importante que guardemos toda la documentación médica que tengamos en relación a la caída, así como los gastos que nos conlleve (facturas de alquiler/compra de material ortopédico, facturas de gastos de transporte para las visitas médicas o rehabilitación, así como cualquier otro gasto que hayamos tenido como consecuencia del accidente).

Una vez hayamos recopilado toda la documentación mencionada, dirigiremos nuestra reclamación frente al Ayuntamiento del lugar en el que hayamos sufrido la caída. Una vez presentado nuestro escrito, debemos esperar a que nos contesten, resolviendo o solicitando más documentación, la cual deberemos aportar en el plazo que nos establezcan en su escrito. Lo más idóneo es que, ya para esta primera reclamación, estemos asesorados por un abogado experto en la materia. 

Si, una vez presentado nuestro escrito al Ayuntamiento, no obtenemos respuesta en un plazo de seis meses, entenderemos que se ha denegado por silencio administrativo. En dicho caso, así como en el caso de denegarnos la indemnización o no estar conforme con la propuesta, deberemos iniciar el procedimiento ante los Juzgados. En Lexandcom, somos especialistas en reclamación de indemnizaciones, y estudiaremos tu caso sin compromiso. 

Gracia Coloma, Abogada ICAM nº 83.019.

Socia fundadora de Lex&com Abogados.