PSOE | De la necesidad, virtud

Durante estos días hemos tenido tiempo para reflexionar sobre cuáles son nuestras prioridades, qué gente nos ayuda y quién nos necesita. En estos tiempos difíciles nos sentimos como un gran equipo, y aunque en unos meses esperemos que solo nos quede un vago recuerdo, es este el momento de dar un paso al frente y ayudarnos entre todos.

Nos hemos apoyado unos en otros, y hemos visto que cada uno de nosotros es necesario y tiene algo que aportar; por eso debemos estar unidos, solo saldremos adelante si remamos en la misma dirección.

Comprando en la tienda que te llevaba la compra cuando no podías salir, la carnicería, pescadería o frutería que te preparaba el pedido y te lo llevaba con una mirada lejana desde la puerta, para respetar la distancia de seguridad, y con una sonrisa escondida tras una mascarilla.

Llamando a esa persona que está o que se siente sola, y que sonríe al darse cuenta de que no están solos, que nos preocupamos por ellos, que todos somos importantes; así, cada uno aporta algo al conjunto de la sociedad.

Por ello, y ahora más que nunca, debemos valorar la importancia de nuestro comercio local, esas pequeñas tiendas que nos convierten en una ciudad viva, donde interactuamos y nos relacionamos. Lo más importante es que son nuestra esencia, lo que nos enriquece como sociedad.

El comercio local crea empleo. Es variado, diverso y, lo más significativo, es cercano; está especializado y dispone de artículos originales y de primera y gran calidad.

Todos hemos estado unidos trabajando para salir de esta crisis, cada uno desde su responsabilidad, bien estando en casa, bien dando servicio. Pero a algunos la crisis les ha puesto en una situación muy complicada, y de muchos de ellos dependen familias enteras.

Esto no puede acabar aquí, ahora es cuando debemos enfrentarnos al futuro. Muchos han tenido que paralizar su actividad, y llevan un tiempo sin ingresos. Los vecinos y vecinas de Tres Cantos debemos apoyarles para que salgan reforzados de esta crisis, y así agradecerles el trabajo, el esfuerzo y el sacrificio durante la cuarentena.

Desde el Ayuntamiento todas las fuerzas políticas nos hemos puesto de acuerdo para impulsar un plan con ayudas directas, pero no nos debemos quedar solamente ahí.

Debemos ser imaginativos en las fórmulas para los años que vienen. Estimular a los ciudadanos para que utilicen el comercio local, hacer de nuestros comercios lugares seguros para los ciudadanos y los trabajadores, buscar fórmulas colaborativas en el comercio local para que puedan competir con las grandes superficies. La tarea es complicada y difícil, pero si hemos sido capaces de apoyarnos los unos a los otros para salir de esta crisis sanitaria, seremos capaces de hacer lo mismo para la crisis económica y social que viene ahora.

Solo saldremos adelante si estamos juntos. Ayuda a tu vecino, a tu vecina, que es quien te ayudará a ti. Hoy por ti, mañana por mí.