Preguntas al odontopediatra

Preguntas al odontopediatra

En la mayoría de las ocasiones, los padres son portadores de preguntas para el profesional acerca de la salud bucodental de sus hijos pero no hay que perder de vista las preocupaciones de los pequeños.

Una de las dudas más frecuentes es “¿Cuándo se me van a caer los dientes?”. Esta pregunta, por parte de los niños, suele venir motivada por el hecho de que  algún compañero de colegio ya haya comenzado el recambio dentario. Y entonces surge la duda: ¿Cuándo es “normal” que comiencen a caerse los dientes?

La dentición mixta de primera fase es el periodo en el que hacen su aparición los primeros molares permanentes (muelas de los seis años) y comienzan a cambiarse los incisivos superiores e inferiores. Tiene lugar aproximadamente entre los 6 y los 8 años aunque podemos encontrar niños con incisivos permanentes a los 4 años o niños que a los 7 no tienen los primeros molares definitivos. 

No hay que olvidar que estos datos son orientaciones basadas en la frecuencia estadística y que el caso de cada niño es diferente. Lo verdaderamente importante es que el recambio se vaya produciendo de modo simétrico (es decir, si un incisivo central erupciona y el otro no, eso es mucho más importante para valorar al hecho de que el niño sea “ el último de la clase en cambiar los dientes”).

Igualmente importante es percatarse de la salida de los primeros molares permanentes ya que éstos aparecen en boca sin que caiga ningún diente temporal puesto  que salen por detrás del segundo molar temporal. Su aparición “ tan posterior”, unido al hecho de que no se caiga ningún diente de leche “como aviso” puede hacer que su llegada pase desapercibida y que no reciban la cantidad y calidad de cepillado que necesitan. Desde el momento de la erupción de estos molares hasta pasados aproximadamente 2 o 3 años, los molares son más susceptibles de padecer caries por lo que se debe estar convenientemente informado acerca de las estrategias preventivas a desarrollar. En ocasiones, estos molares de los 6 años y los incisivos están afectados de manchas blancas, amarillas o marrones o defectos en su estructura. Si estos molares e incisivos están afectados por MIH (Hipomineralización Incisivo Molar) la importancia de la prevención pasa a ser un factor clave.

En definitiva, hay que ser pacientes con la llegada del Ratoncito Pérez y siempre, ante la duda, consultar con su especialista en salud bucodental infantil.