Podemos | Sin dejar a nadie atrás

El impacto humano de la pandemia está siendo durísimo en millones de personas que se han visto afectadas de una u otra forma. En lo personal, todos tenemos un familiar, amigo o vecino – sino nosotros mismos – que se ha visto perjudicado directamente en mayor o menor medida ya sea en lo económico, social o lo que es peor, en la salud.

Sin olvidar lo más importante que son los enfermos y fallecidos, la huella en el ámbito económico nos está dejando una situación complicada. A nivel nacional, estábamos en una fuerte recuperación económica que se ha parado en seco. En nuestro Tres Cantos, la saneada situación que teníamos con un 4,5% de desempleo y una de las rentas más altas del país, también ha empeorado claramente y todo ello cuando estábamos saliendo de la crisis de 2008. No obstante, ahora es diferente ya que la economía se ha congelado de forma controlada para proteger a las personas, porque sin personas no hay economía y en cuanto sea posible se relanzará.

Mientras tanto, para paliar en la medida de lo posible esta situación, desde Podemos hemos impulsado medidas en todos los niveles. A nivel estatal y a través del Gobierno de coalición, hemos lanzado el #EscudoSocial que impide despidos, corte de suministros o desahucios por razones de la pandemia, así como ayudas a las pequeñas empresas y autónomos, además de a las personas vulnerables.

En el ámbito de nuestra ciudad, hemos trabajado en el diseño del Pacto por el Impulso de Tres Cantos en donde hemos acordado estas medidas de apoyo económico a las personas y empresas:

  • Ayudas directas de 400€, dotadas con un presupuesto de 200.000 €, a todas personas afectadas por ERTE, ERE o extinción laboral.
  • Incremento del presupuesto destinado a Ayudas de Emergencia en 250.000€ para las personas más desfavorecidas.
  • Dotar con 700.000 € al tejido industrial: autónomos, comerciantes y pymes más una línea de subvenciones reintegrables por valor de 200.000 €.
  • Destinar 150.000€ a programas de fomento del empleo.
  • 50.000€ a garantizar el suministro de EPI’s.
  • 100.000 € a campañas para animar el comercio de la ciudad.

La herida que hemos sufrido es tan profunda que, aunque será difícil de cerrar, lo hará. Eso sí, no estaría de más que nos quede visible una pequeña cicatriz para recordarnos lo que hemos pasado y el porqué. Que no olvidemos que si hemos salido de esta ha sido por lo que nos quedaba de unos servicios públicos profundamente deteriorados, funcionarios denostados, investigadores expulsados de su propio país o de trabajadores precarizados.

En definitiva, estamos saliendo adelante por la colaboración entre todos, trabajando en equipo y sin dejar a nadie atrás. Sigamos así porque juntas y juntos ¡Podemos!