Planes, eslóganes y contratos menores

El Gobierno de Tres Cantos ha contratado un asesor municipal para generar eslóganes, cada día se despacha con un eslogan y hace que parezca que hay muchos planes detrás de esas frases molonas que nos invitan a pensar en un Tres Cantos mejor. Sin embargo, no hay nada, no describen cosas reales y no mejoran la vida de nadie, excepto la del asesor y el ego del alcalde.

Frases vacías repetidas en los medios de comunicación públicos que paga con el dinero de los impuestos, igual que los sueldos de los asesores, los hombres de negro que les enseñan a como presentarse a la sociedad, les manejan las redes sociales y les obligan a aprenderse los eslóganes: ciudad de los niños, respira verde, escudo azul, …

La falta de previsión y planificación son una constante de este gobierno que improvisa y no establece prioridades en los proyectos que presenta de tal manera que no termina de resolver problemas, sino que crea unos nuevos. Por ejemplo, en lugar de negociar con los clubes deportivos para analizar las necesidades de instalaciones deportivas en la ciudad, las inventa. En los cuatro años anteriores había acordado con Ciudadanos dotar de instalaciones a todos los clubes y ahora en solitario, con su rodillo de mayoría absoluta, se ha olvidado de los compromisos y de los deportistas.

Donde más se ha notado su improvisación es a la hora de crear zonas de estudio en la ciudad, las está sembrando por los edificios municipales, lo que encarece el precio de la apertura de estos. Si lo hubiese planificado como necesidad podía haber creado espacios en la ciudad con vigilancia 24 horas y aumentado la oferta a los jóvenes, pero como siempre actúa con los impulsos de una petición, sin analizar las implicaciones y las posibles soluciones.

La ciudad de Tres Cantos nació de la planificación, y la perfecta combinación entre residencia y trabajo, los años han ido alejando esta planificación hacia un modelo de ciudad dormitorio desvinculando el binomio residencia/trabajo y convirtiendo la ciudad en receptora de trabajadores de otros municipios y los ciudadanos trabajan fuera de la ciudad.

Nuestro alcalde siempre tiene una foto, el pasado mes de mayo visitó el punto limpio y de las 26 fotos que presentaron a la prensa salía en 20, los estudiantes entre risas comentaban que, en realidad no era el alcalde, era el trabajador del punto limpio. En fin, su afán desmedido por la imagen por su promoción personal con dinero público, su falta de empatía con los vecinos que tienen problemas.

Lo que no podemos negar es que está dedicado en cuerpo y alma a que los negocios que son de su agrado triunfen y en eso ayuda al de una concesión administrativa que se salta las normas o a una gran superficie que quiere instalarse en los restos de la ATT, su servilismo con los poderosos no tiene límite y su desprecio por los que necesitan ayuda municipal no la esconde.

Grupo Municipal de Ciudadanos Tres Cantos