Normon proyecta un ‘macrocomplejo’ en Tres Cantos tras la compra de la antigua fábrica de Unipapel

El laboratorio español ha puesto en marcha un plan de inversión de más de 100 millones para ampliar su fábrica en Tres Cantos a partir de la compra de la antigua papelera, ahora en concurso de acreedores


Hace un par de años, una de las empresas de material de oficina más representativas de nuestro país, Unipapel, comenzó a experimentar un declive que le ha llevado a la bancarrota, a pesar de sus múltiples intentos por salir adelante. Fundada en 1976 a partir de tres empresas familiares, su rama industrial fue adquirida por el fondo suizo Springwater y fue sometida a una reestructuración radical, en la que modificaron hasta el nombre de la compañía. 

El nuevo fabricante de papel, rebautizado como Adveo, no fue capaz de cumplir con todas sus deudas y en 2016 tuvo que poner en marcha un ERE y un ERTE que afectarían a prácticamente toda su plantilla, cuyos contratos han sido extinguidos de manera definitiva el pasado mes de abril. Asimismo, tuvo que cerrar sus tres fábricas en España, localizadas en Logroño, Aduna y Tres Cantos. 

El pasado 26 de junio, el laboratorio español de genéricos Normon anunciaba la compra de un nuevo complejo industrial en un polígono de Madrid de más de 42.000 metros cuadrados. El complejo en cuestión es nada más y nada menos que la antigua fábrica de Unipapel de Tres Cantos, que se encuentra a apenas a un kilómetro de las instalaciones de la farmacéutica española. 

Concurso de acreedores

Adveo, que en estos momentos se encuentra en pleno concurso de acreedores -sólo en 2018 perdió más de perdió 183,6 millones de euros en 2018, casi ocho veces más que el año anterior- ha optado por vender sus antiguas instalaciones en Tres Cantos por 19 millones de euros, una cantidad que irá directamente a los bancos a cargo de su deuda. 

Por muy trágica que parezca la caída de la antigua Unipapel, lo cierto es que Normon ha puesto en marcha una estrategia de inversión de más de 100 millones de euros en la que el  ‘macrocomplejo’ con el que contará en Tres Cantos no es más que la punta del iceberg. El laboratorio quiere convertirse en el mayor fabricante de viales liofilizados del mundo.

Los laboratorios españoles planean construir en las instalaciones adquiridas a la antigua Unipapel, parte de las cuales están sin edificar. De esta manera, la farmacéutica madrileña pasará de contar con 86.000 metros cuadrados de fábrica en Tres Cantos a más de 100.000 metros cuadrados con el objetivo de duplicar su producción. 

Expansión de Normon

“Gracias a estas inversiones y a la internacionalización de la compañía, estaremos mejor preparados para abordar lo que nos deparara el futuro”, señalaba el director general de Normon, Jesús Govantes. Para él, “desde la fundación del laboratorio hemos apostado continuamente por la innovación y las últimas tecnologías. Gracias a ello, contamos actualmente con una de las fábricas más modernas y versátiles de Europa. La continua reinversión de los beneficios es una de las claves de nuestro crecimiento”.

Como consecuencia, la actual plantilla de más de 2.000 empleados crecerá en cerca de 500 personas. Desde la compañía aseguran planta de Tres Cantos produjo más de 205 millones de unidades y 2.835 millones de dosis, de las que 2.167 millones eran comprimidos.

Normon ya cuenta con una cuota del 12% en el mercado de los genéricos, un porcentaje que probablemente crecerá gracias a esta inversión y facilitará su expansión internacional. A día de hoy, la farmacéutica española, fundada en los años 30, exporta sus productos a más de 90 países de los cinco continentes.