Motriz | Evita las lesiones al retomar tu vida diaria

Motriz | Evita las lesiones al retomar tu vida diaria

El mes de septiembre es, sin duda, el mes de las agendas a tope. Son días muy movidos en los que, además de tenernos que poner al día en nuestros trabajos, debemos atender asuntos familiares, reponer la nevera, comprar lo necesario para la vuelta al cole. La lista de tareas pendientes no para de crecer.

El deporte suele ser uno de los grandes damnificados de esta sobredosis de logística doméstica y familiar. Algunos optan directamente por sacarlo de la lista. Otros lo incluyen en la agenda diaria aunque sea “con calzador”, quizás para no perder todo ganado en el verano cuando, con mucho más tiempo libre, hemos recuperado el tiempo perdido. Meter el ejercicio físico en la ecuación de septiembre supone a veces una carga extra de estrés y tensión que hace que sea más fácil caer en cualquier lesión.

La actividad física al retomar nuestras rutinas en septiembre es ideal para ayudarnos a organizarnos desde el primer momento e introducirlo en la agenda, siempre es un motivo de sentirse más activo y reducir tensiones. Sin embargo, a veces, tendemos a empezar con muchas ganas, queriendo ir o seguir donde lo dejamos y esto no siempre sale bien.

Existe una forma muy inteligente de encarar la “vuelta al cole” deportiva y es algo que no solemos hacer: una revisión. Es el mejor momento para visitar a nuestro fisioterapeuta de confianza para que nos haga una puesta a punto y nos aporte una pauta de comportamiento y rutinas en función de nuestra condición física, dolencias o lesiones previas. De esta forma tendremos la garantía de comenzar el curso con buen pie y de minimizar riesgos.

Es importante que, cuando vuelvas al deporte y a la actividad física, lo hagas de manera progresiva, con ejercicios más sencillos y menos carga que la habitual. Recuerda esta fórmula: cuanto más tiempo hayamos pasado inactivos, más progresiva tendrá que ser la vuelta a lo que hacíamos antes de dejarlo. Planificar unos objetivos teniendo en cuenta esta progresión nos ayudará a tomarlo con calma y avanzar seguros.

Otro aspecto que conviene no olvidar: la preparación de los músculos. Es importante que dediquemos más tiempo a los calentamientos, las movilizaciones y a estirar bien después. Esto nos ayudará a preparar mejor nuestro cuerpo y a sentirnos bien los días posteriores para poder seguir avanzando.

Sabemos que cuesta retomar los horarios y esto hace que arrastremos falta de horas de sueño, algo que puede ser crucial a la hora de lesionarnos. Mi consejo es: haz de tu descanso una prioridad. Intenta volver a dormir cuanto antes un mínimo de 7 horas. Y si un día tu falta de sueño es importante, es preferible hacer algo realmente suave que te ayude a relajarte en vez de seguir “sí o sí” tu plan de ejercicio.

Al igual que el sueño, una alimentación saludable es clave para no sufrir lesiones, así que organiza un menú rico en verdura, evita alimentos procesados, azúcar, grasas saturadas y refinados e hidrátate a menudo. Si tienes dudas sobre cómo reenfocar tu alimentación, en Motriz podemos asesorarte. 

Estar en forma y sentirse saludable es un esfuerzo que siempre merece la pena, no dejes pasar los meses, el momento es ahora, y el día, hoy. En Motriz estaremos encantados de recibirte para que conozcas todas nuestras actividades. No hemos parado en todo el verano para ofrecer a nuestros pacientes las mejores técnicas con los mejores profesionales. 

Ya están en marcha nuestras clases de Pilates, Hipopresivos, Redcord, así como nuestras readaptaciones si has sufrido o padeces cualquier lesión (y los huecos disponibles vuelan…) Recuerda que en Motriz nuestro equipo de fisioterapeutas estudia cada caso de manera individual para hacer que te sientas bien y en forma, entrenando en un entorno seguro y personalizado de manera privada o en grupos de tres personas máximo.

¡Ánimo a todos con el comienzo del curso!