Manuel Marín: “Tres Cantos es una ciudad de pasado, presente y mucho futuro”

Manuel Marín: “Tres Cantos es una ciudad de pasado, presente y mucho futuro”

El tricantino Manuel Marín ha dedicado toda su vida al sector tecnológico. Tras una larga trayectoria invirtiendo en startups y dirigiendo fondos de inversión, su empresa LIVALL, dedicada a la seguridad vial, es todo un éxito. Livall Europe es una empresa puntera de cascos inteligentes y en los últimos meses, ha logrado el premio IF Oro, uno de los más prestigiosos a nivel de diseño, así como,  uno de los galardones de los premios Ponle Freno. La empresa de cascos inteligentes, ubicada en Tres Cantos, tiene como objetivo contribuir al transporte sostenible y favorecer a la seguridad vial.

¿Quién es Manuel Marín?

Todos me conocen como Manu Marín. Soy ingeniero de Telecomunicaciones y directivo de empresas tecnológicas, tanto americanas como españolas, con más de veinte años de experiencia en el sector de la tecnología y la innovación. Actualmente, dirijo mi propio fondo de inversión donde invierto en startups tecnológicas en España, cuento con un porfolio de diez startups invertidas y, a su vez, soy propietario del fondo de Morgan Stanley en Asia, donde se invierte en empresas tecnológicas chinas para estructurarlas y salir a Bolsa.

¿Coméntanos qué es Livall Europe?

Europe es la filial de Livall, la cual funde en 2015 junto con mi socioBryan Zheng, y llevamos a cabo toda la distribución de los productos de Livall en Europa. Nuestra fabrica y centro de logística está en Albacete y Livall Europe se encarga de todo lo que sería la comercialización en toda Europa de nuestro producto. (…) Se trata de cascos inteligentes que se utilizan para que todos los usuarios de bicicletas o patinetes puedan de alguna forma señalizar todos sus movimientos, además de ofrecer una serie de servicios y funcionalidades basados en la inteligencia artificial que permiten que estos cascos puedan llegar a anticiparse en un accidente. Actualmente, sirven para mejorar la visibilidad e integrarse en el sistema de vehículos como un elemento que ayuda a señalizar al conductor de bicicleta o patinete y a ser más visible.

¿Cómo surge tu interés por iniciar una aventura con este negocio?

Mi interés surge en 2015, cuando conocí aBryan y me contó su proyecto asociado a los cascos inteligentes. Se encontraba en una fase muy temprana, donde el fondo de Morgan Stanley no invertía en este tipo de ideas, pero a mí me gustó la idea e invertí de manera personal. (…)

¿En qué consiste el producto estrella, los cascos inteligentes?

Todos son productos estrella, ya que todos cuentan con las mismas funcionalidades. Este proyecto de casco inteligente se divide como en tres niveles de funcionalidad, el primer nivel se centra en la visual, para que todos los conductores te puedan ver con mayor facilidad y, para ello, los cascos incluyen un sensor con luz de freno que se activa en la frenada. Además, también cuentan con los tradicionales intermitentes, que se activan desde el manillar. A nivel de comandos de voz, incorpora altavoz y micrófonos, lo que te permite atender una llamada en manos libres, seguir las indicaciones de Google Maps, escuchar música… El altavoz permite que escuches el sonido, pero no te aísla de lo que tienes al alrededor. Finalmente, cuenta con una capa de seguridad que, en el caso de que tengas un accidente y te quedes inconsciente, en noventa segundos el casco manda tu posición a un contacto o a tu seguro, para que puedan asistirte. 

Este 2021 habéis ganado el premio iF ORO, uno de los premios más importantes en el mundo del diseño y uno de los galardones de los premios Ponle Freno. ¿Qué ha supuesto para vosotros?

Cualquier premio siempre es un reconocimiento al trabajo bien hecho. Para mí, el principal premio es haber salvado ya tres vidas a través del sistema SOS, por lo que nos dieron el premio Ponle Freno, como producto testado y validado que salva vidas. Además, el último modelo, el EVO 21, es un casco con un desarrollo ya específico para ciclistas un poco más profesionales, donde hemos introducido un diseño con una aerodinámica muy innovadora para hacer un casco con diseño de uso en automoción. De hecho, nuestros diseñadores son antiguos diseñadores de Ferrari y es un producto que ha ganado el premio iF Gold Design, que es como los Oscars de los productos. Es un premio muy difícil de conseguir, donde compiten más de 30.000 compañías y finalmente solo las setenta mejores son las que pueden optar al premio. Hemos competido con marcas como BMV o Apple.

Además, se encuentran en Tres Cantos, concretamente en la zona de Oficios. ¿Cuánto tiempo lleva Livall Europe instalado en la ciudad?

La filial Livall Europe se constituyó en Tres Cantos por un tema práctico. Yo tengo casa aquí desde hace más de veinte años y me une a la ciudad el ser tricantino y ver cómo ha sido la evolución de la ciudad. Es una ciudad donde destacada la seguridad, la limpieza y ha ido creciendo hasta convertirse en una ciudad atractiva para grandes compañías, lo que me hace pensar que Tres Cantos es una ciudad de pasado, presente y mucho futuro. Para Livall Europe es una ciudad ideal para poder instalarnos, en un primer momento por proximidad, pero sin duda montaremos oficinas, seguramente en el PTM, porque entendemos que es ahí donde debe estar nuestro centro de diseño e innovación, así como nuestro equipo de ventas para la distribución por toda Europa.  

Tus cascos inteligentes cuestan entre 100 y 180 euros. A la gente que de primeras le puede sonar caro, ¿qué le dirías?

La diferencia entre un casco de Livall con otros cascos es que el resto de casco únicamente cuentan con una luz, pero sin ningún tipo de inteligencia. Constan de una luz sencilla que se enciende y que, normalmente, cuando se acaban las pilas las cambias o incluso si tiene batería la cargas. Nuestros cascos cuentan con una luz inteligente donde se conecta con un mando con bluetooth y te permite dirigir ese concepto de intermitencia y luego consta del sensor de luz de freno. Por lo tanto, es un casco con un sofware que consta de una serie de funcionalidades, como por ejemplo mantener conversaciones en grupo introduciendo en un grupo a todos los riders y por una aplicación tipo walkie talkie podéis estar en contacto, también tiene el SOS…Es decir, cuenta con muchísimos servicios por encima de un casco tradicional con luz.

¿Cuál es el objetivo de Livall, a corto plazo, tanto en Tres Cantos como en el resto de España?

Nuestro objetivo a corto plazo en Tres Cantos será montar la oficina en el Parque Tecnológico o en otra ubicación, con el fin de centralizar desde aquí el diseño y la innovación de nuestros productos y dejaremos en Albacete lo que es la distribución y la fabricación. A futuro, me gustaría montar una fábrica aquí en Tres Cantos y una tienda física. En cuanto a España, haremos un crecimiento en tiendas físicas en Barcelona, en Valencia, en Lisboa y, para el año que viene, queremos dar el salto al resto de Europa en ciudades como Paris o Londres.

Recientemente has firmado un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Tres Cantos, ¿en qué consiste?

Hemos firmado un convenio por el cual el Ayuntamiento de Tres Cantos y Livall apuestan por una movilidad sostenible, pero sobre todo segura. Tres Cantos es la ciudad del deporte, una ciudad que fomenta la movilidad y nos hemos unido con esa intención. A través de un concepto de promoción, vamos a ofrecer a todos los ciudadanos tricantinos un cupón de descuento para que puedan adquirir nuestros productos gracias a esta colaboración con el Ayuntamiento de Tres Cantos.

Además, esta temporada vas a patrocinar al Unión Tres Cantos de Fútbol Sala y al CDF Tres Cantos, ¿qué te ha impulsado a apoyar al deporte local?

Con este patrocinio nos sentimos muy orgullosos, ya que compartimos la visión y la misión de lo que es la gestión de club, que es aportar por el talento local, crear buenas bases para luego tener un crecimiento ordenado, soñar y aspirar a todo. Con la directiva nos alineamos muy rápido, porque creo que están haciendo muy buen trabajo y fruto de ese trabajo tienen un concepto de familia y unión que se ve en el club.