Los prospectos de los medicamentos en papel tienen los días contados

Los prospectos de los medicamentos en papel tienen los días contados

Los prospectos físicos de los medicamentos tienen los días contados y España se une a otros países de la Unión Europea que ya han empezado con procesos de digitalización de éstosPor ello, La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha impulsado un proyecto piloto que propone el acceso a la información electrónica de medicamentos de ámbito hospitalario de manera que cualquier persona, profesional o consumidor, podrá acceder a la información a tiempo real a través de su teléfono móvil.

Comenzará en enero de 2022 y durará un año de prueba, pero la idea es que se asiente y dé lugar a una transformación total. Su objetivo es evaluar el impacto en un grupo de medicamentos de ámbito hospitalario, en concreto, se retirará el prospecto físico de 36 medicamentos, de más de 20 laboratorios, tanto de la industria genérica como innovadora. Con este proyecto, se busca ofrecer fármacos más sostenibles y hacer uso del avance de las nuevas tecnologías en el sector farmacéutico. Para consultar la información de los medicamentos los servicios de farmacia de los hospitales podrán acceder al prospecto disponible en elCentro de Información online de Medicamentos Autorizados (CIMA), a través de un código Datamatrixubicado en los envases.

De momento, la prueba será de un año, en el cual se realizará un cuestionario de satisfacción a los servicios farmacológicos de los hospitales, y al finalizar, en función de estos resultados se valorará ampliar el número de medicamentos a los que retirar el prospecto físico. 

¿Qué sucede con los que no tienen smartphone?

La eliminación de los prospectos en papel y su sustitución digital puede ser una alternativa válida para gran parte de la población. Sin embargo, el ministerio de Sanidad ha previsto que, de seguir adelante con este proyecto, en caso de las personas que no tengan un smartphone ni las habilidades digitales necesarias, o cualquier otra persona que lo desee, podrán ir a la farmacia y pedir una copia en papel del medicamento que hayan adquirido.