Ley de tráfico: infracciones, cambios y novedades

Ley de tráfico: infracciones, cambios y novedades

La nueva normativa prohíbe rebasar la velocidad permitida para adelantar en vías convencionales

El pasado mes de marzo entró en vigor la nueva Ley de Tráfico que trae consigo una modificación en la pérdida de puntos de algunas de las infracciones más habituales, así como la introducción de nuevas sanciones. Desde el uso al volante de dispositivos electrónicos al margen de velocidad en los adelantamientos, o arrojar objetos a la vía, son algunas de las modificaciones que se han llevado a cabo. 

Una de las medidas en las que se ha puesto el foco es en el uso de los dispositivos electrónicos. De esta forma, utilizar, manipular o incluso tener en las manos el teléfono móvil, aunque no se esté utilizando durante la conducción, supondrá una pérdida de 6 puntos del carné y una multa de 200 euros, antes suponía una pérdida de 3 puntos. 

En cuanto al cinturón de seguridad, sistemas de retención o el uso del casco, también cuentan con modificaciones. La pérdida de puntos asciende a 4, en vez de 3 por su uso incorrecto. 

En caso de arrojar a la vía objetos que puedan provocar un accidente o incendio la multa será de 500 euros y supondrá una multa de 6 puntos del carné, pasando a considerarse una infracción muy grave. 

Margen para adelantar 

Una de las modificaciones de esta ley ha sido la eliminación del margen de velocidad máxima en carreteras convencionales para adelantar a otros vehículos, que se establecía en 20 km/h. 

Seguridad para los ciclistas 

Se establece que será obligatorio cambiar por completo de carril cuando se proceda a adelantar a ciclistas o ciclomotores en vías de más de un carril por sentido, y se aumenta la pérdida de puntos de 4 a 6 si no se respeta la distancia de seguridad de metro y medio. Del mismo modo, queda totalmente prohibido estacionar o hacer una parada en un carril bici o en vías ciclistas. 

Nuevas infracciones

Esta ley contempla nuevas sanciones como no respetar las restricciones de seguridad cuando se den episodios de contaminación y en las zonas de bajas emisiones, que supondrá una multa de 200 euros. 

De igual forma, se incluye el fraude en los exámenes de conducir como infracción muy grave, lo que supondrá una multa de 500 euros y el aspirante no podrá presentarse de nuevo para obtener este permiso en los próximos 6 meses. 

A partir del próximo mes de julio, todos los conductores de transporte de viajeros por carretera que tengan una interfaz para instalar alcoholímetros antiarranque, estarán obligados a usar estos dispositivos. 

Patinetes eléctricos 

Los conductores de vehículos de movilidad personal como los patinetes eléctricos estarán obligados a llevar casco de protección. Del mismo modo, no se podrá circular con ellos por aceras ni espacios peatonales. Tampoco se podrán usar por vías interurbanas, travesías y autopistas y autovías que transcurran por poblaciones, ni en túneles urbanos.

Estos deberán cumplir las mismas normas de circulación que el resto de los vehículos y serán sometidos a la prueba de alcoholemia y no podrán usar auriculares. 

Recuperación de puntos 

Se ofrece la posibilidad de realizar un curso de conducción segura y eficiente para obtener 2 puntos adicionales. 

En cuanto a la recuperación de los puntos del carné, se establece un periodo de tiempo de 2 años sin infracciones para todos los conductores, hasta ahora este período dependía de las infracciones cometidas. 

Tasa de alcohol 

La nueva normativa establece por primera vez la tasa 0,0 para los conductores menores de edad que conduzcan cualquier vehículo, tanto en sangre como en aire respirado. Hasta ahora los menores tenían los mismos límites que el resto de los conductores, fijando la tasa en 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire respirado. 

Según el director general de Tráfico, Pere Navarro,»es una Ley que apuesta por el futuro, ya que se incorpora a la Ley de Tráfico la política de medio ambiente, obligando a los usuarios de la vía a protegerlo y con referencias expresas a episodios de alta contaminación y a zonas de bajas emisiones. También es novedosa porque establece, por primera vez, la regulación del vehículo autónomo con el fin de dotarlo de un marco jurídico susceptible de garantizar las exigencias en relación con la seguridad vial».