Lex&Com | La vuelta al cole. Derecho a la salud vs. Derecho a la Educación.

Este año, en la vuelta al cole, tenemos un obstáculo que nunca antes nos habíamos encontrado las familias de hoy en día y es una pandemia mundial, el Covid-19.

Tras meses oyendo hablar de la nueva normalidad, parece que la misma empieza ahora, con la apertura de los Centros Escolares y con la incertidumbre de si podremos mantenerla o si nos encontraremos, en no sabemos cuanto tiempo, con una situación similar a la vivida desde el pasado marzo.

El Gobierno y las CCAA han tomado una serie de medidas para que la vuelta al cole sea segura, en cuanto a la propagación del virus del Covid-19 se refiere, estableciendo distintos protocolos de entrada al centro, así como bajando las ratios de las clases entre otras muchas medidas. Que sean suficientes o no o que hayan llegado demasiado tarde, no es objeto de estas líneas.  

Es inevitable que los que somos padres de hijos en edad escolar, tengamos miedo a que nuestros hijos se contagien o nos traigan el bicho a casa y no son pocos los progenitores que se están planteando no llevarlos al colegio, por ello en este artículo pretendo abordar qué Derechos/deberes tenemos como progenitores ante esta tesitura:

Escolarización obligatoria a partir de Educación Primaria: Conviene recordar que, pese a que muchos padres creen lo contrario, la Educación Infantil no es obligatoria en España. Por tanto, los progenitores/tutores de alumnos de Ed. Infantil podrían decidir no llevar a sus hijos al colegio, sin ninguna consecuencia legal.

Desde Ed. Primaria y hasta los 16 años: La Educación Primaria (EP) y la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) constituyen la educación básica española. Nos encontramos, ante un Derecho/Deber a la Educación que tenemos que conjugar con el Derecho a la Salud. Pues bien, legalmente, el Derecho a la Salud no está por encima del Derecho a la Educación, salvo en supuestos de fuerza mayor en los que se ha de velar por el primero de ellos. Así pues, el que nuestros hijos no vayan al colegio de forma preventiva, no es razón suficiente para justificar el absentismo escolar.

Por ello, en caso de tener hijos en edad escolar obligatoria (6 a 16 años), y salvo que presenten síntomas que justifiquen su ausencia al Centro escolar con su correspondiente justificante médico; si existen ausencias prolongadas, nos encontraremos con la activación del protocolo de absentismo, debiendo comunicar dicha falta de asistencia los Centros a los organismos competentes y a la Fiscalía de menores.

En este punto es donde, como Abogada, espero que no haya una solución unánime, como solía suceder antes de esta pandemia, donde en caso de absentismo escolar, los progenitores se podrían encontrar ante retiradas de custodia de sus hijos, llegando incluso a ser constitutivo de delito. Con esta situación excepcional, me aventuro a decir que nos encontraremos con resoluciones judiciales dispares en función de cada caso concreto. Así, las familias que decidan no llevar a sus hijos al Centro Escolar tendrán que justificar muy bien y probar que las medidas de seguridad que se hayan establecido en el Centro escolar no cumplen los protocolos establecidos, y/o por otra parte, que las condiciones de salud del menor o de las personas con las que conviva, hacen que sea/sean considerado como persona de riesgo y por ello necesiten de una mayor protección.

No obstante, y pese a lo anterior, a día de hoy, la orden de Fiscalía es clara, siendo tajantes en que en casos de absentismo iniciarán la correspondiente instrucción del caso por absentismo. Por ello, salvo en casos muy justificados y que habría que analizar muy pormenorizadamente, mi consejo es que los menores acudan a su Centro escolar de forma regular.

Gracia Coloma, Abogada ICAM nº 83.019.

Socia fundadora de Lex&com Abogados.