LEX&COM | La importancia de hacer testamento

En España es muy común tener un Seguro de decesos, para que cuando fallezcamos, los nuestros, no tengan que hacerse cargo de los gastos de sepelio entre otros­; pero en muchas ocasiones no nos planteamos hacer testamento hasta que tenemos problemas familiares, padecemos alguna enfermedad grave y queremos facilitar las gestiones futuras a nuestros herederos, o nos vamos haciendo mayores. 

Si tener un Seguro de decesos es recomendable, igual lo es para nuestros familiares, que hayamos otorgado testamento, donde podemos manifestar nuestra voluntad de reparto sobre bienes concretos entre los herederos, o simplemente dejar escrita nuestra voluntad respecto a  la proporción en que se repartirán nuestros bienes, sin necesidad de concretar los mismos, independientemente de que nuestra voluntad sea regirnos por lo establecido en el Código Civil. 

El hecho de haber otorgado testamento, en primer lugar, ahorrará a nuestros herederos el trámite notarial previo de Declaración de herederos, mediante el cual se determina quiénes son los herederos de los bienes del difunto, necesario antes de proceder al reparto de la herencia. Este documento, como cualquier otra actuación notarial, conlleva un coste, que, si hemos realizado testamento, ahorraremos a nuestros herederos. 

Por otra parte, el testamento, además de repartir la herencia conforme a lo que deseemos, dentro de los límites legales, permite hacer otro tipo de disposiciones en el mismo, por ejemplo, si fallecemos dejando hijos/herederos menores de edad. Así, podemos designar, en caso de que tengamos la tutela de los menores al fallecer, quién deseamos que sea su tutor en caso de que ambos padres/tutores fallezcan, o también nombrar un Administrador de los bienes, que gestionen la herencia de los menores hasta su mayoría de edad y otras disposiciones. 

Por otra parte, si estamos casados podemos proteger a nuestro cónyuge estableciendo lo que se denomina clausula socini, por la que el cónyuge que sobrevive se puede adjudicar el usufructo de la herencia no adquiriendo el pleno dominio de los bienes los herederos hasta que el cónyuge viudo fallezca también.  

Merecen una especial mención las parejas no casadas y las parejas de hecho ya que, aunque algunas Comunidades Autónomas han regulado el Derecho de Sucesiones de estas parejas, no es el caso de la Comunidad de Madrid, donde nos regimos por el Código Civil, que solo contempla los derechos sucesorios del cónyuge viudo (sin hacer mención a parejas no casadas). En estos casos, se hace aún más necesario hacer testamento, ya que la única opción para dejar como heredero a la pareja que sobreviva, es que otorguen testamento designando como heredero al otro miembro. No obstante, si el fallecido tuviera herederos forzosos (hijos o padres), la pareja que sobreviva en caso de haber hecho testamento solo tendrá derecho al tercio de libre disposición. En caso de no haber hecho testamento, no tendrá Derecho a parte alguna de la herencia.

El testamento lo podemos modificar hasta el momento previo del fallecimiento, siendo el último que otorguemos el que tendrá validez. Aunque existen distintos tipos de testamento, lo habitual es hacer testamento notarial, que quedará inscrito en el Registro de últimas voluntades, no pudiendo acceder nuestros herederos al mismo hasta que hayamos fallecido. 

En Lex&com contamos con especialistas en Derecho de Sucesiones. Consúltanos tu caso.

Gracia Coloma, Abogada ICAM nº 83.019Socia fundadora de Lex&com Abogados