La desinfección con técnicas de ozono y la sustitución del filtro del sistema de climatización ayudará a evitar la acumulación de bacterias, virus y malos olores

Después de un largo periodo de inmovilización, el regreso de la libertad de circulación por el territorio nacional y la primera operación salida de verano, prevista para el hoy, viernes 3 de julio, sitúa a los conductores y sus vehículos en el punto de mira. Antes de volver a las carreteras conviene tener en cuenta las recomendaciones de TÜV SÜD, compañía líder internacional en soluciones de alta calidad, sostenibilidad y seguridad, que apuesta por revisar la fecha de caducidad de la tarjeta ITV y comprobar el estado del vehículo en el taller.

“Los vehículos llevan mucho tiempo estacionados y, aunque pueden presentar incidencias no graves, requieren la atención inmediata de los talleres. Por ejemplo, podemos encontrarnos con baterías de arranque en mal estado, sin carga y con bornes sulfatados, neumáticos deformados que provocan vibración al volante e incomodidad de marcha; o problemas en los frenos por la oxidación de los discos y tambores y el agarrotamiento del sistema, que podría provocar el alargamiento de la frenada”, explica Iñaki Alonso, consultor senior de automoción de TÜV SÜD España.

Además, el experto añade que “conviene revisar las correas, porque pueden tener grietas o estar secas, y el sistema de refrigeración, ya que podría presentar fugas de líquido refrigerante por cualquiera de los dispositivos que lo componen, especialmente la bomba refrigerante. Por último, un aspecto especialmente importante, por estar altamente expuesto a la acumulación de bacterias, virus y malos olores, será el sistema de climatización del vehículo. Hoy en día es más importante que nunca su desinfección y posterior sustitución del filtro, por ejemplo, con la aplicación de ozono”.

La ITV evita cerca de 18.000 accidentes al año

Otra de las garantías de que el vehículo está en perfectas condiciones será la revisión de la fecha de caducidad de la tarjeta ITV y, en caso de estar desactualizada, reservar cita en la estación más cercana. Según la Asociación Española de Entidades Colaboradoras con la Administración en la inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) y Fesvial, la revisión del coche salva cerca de 539 vidas al año y evita alrededor de 12.000 heridos y 17.700 accidentes de tráfico.

Además, el procedimiento se ha adaptado a las circunstancias actuales, tal y como recoge el Manual de Procedimiento de Inspección para Estaciones ITV. “La nueva revisión trata de hacer más seguro el proceso de inspección, reduciendo las posibilidades de que se produzca un contagio”, manifiesta Juan Portillo, director técnico de la División de ITV de TÜV SÜD España. Así, explica el experto, “el inspector realizará la revisión desde el exterior del vehículo y dará instrucciones al conductor para realizar las comprobaciones pertinentes, por ejemplo, sobre el cierre de los cinturones, el funcionamiento del contacto, la movilidad de los asientos, etc. La única excepción será en los autobuses, que deben acudir limpios y con una declaración responsable al respecto”.

Aunque la cita previa dejó de ser obligatoria tras el paso a la Fase 3, la mayoría de las estaciones ha mantenido este sistema para ofrecer un mejor servicio y evitar saturaciones. “Recomendamos contactar previamente con las estaciones para conseguir cita y comprobar que contamos con la documentación necesaria: la tarjeta ITV y el permiso de circulación. Respecto a la vigencia del seguro, como no es obligatorio aportar ningún documento en esta línea, se puede comprobar de forma telemática desde las estaciones. Además, si el resultado de la revisión es desfavorable o negativo, el usuario podrá realizar la segunda inspección cuanto antes, ya que solemos tener a su disposición citas libres para estos casos”, aclara Portillo.