Juan Andrés Díaz | Luchemos por mejorar en salud

Juan Andrés Díaz | Luchemos por mejorar en salud

El colectivo de las personas con problemas de salud mental registra la mayor tasa de exclusión en nuestra sociedad. Son los eternos olvidados por las instituciones públicas. Se vulneran de manera sistemática sus derechos fundamentales. Este colectivo representa más del 3 % de la población adulta, con la estimación de que uno de cada cuatro ciudadanos desarrollaremos un problema de salud mental a lo largo de nuestra vida. Los trastornos mentales suponen la segunda causa más importante de discapacidad, con el 19,6 % y el 90 % de los casos de suicidio en España. El suicidio se puede prevenir con planes de prevención y campañas informativas. Es obligación de las instituciones públicas, de nuestro Ayuntamiento, velar por el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos y su seguridad y bienestar, con las personas en riesgo de exclusión.

El Plan Estratégico establecido por la Confederación de Salud Mental de España, propone un abordaje comunitario de los problemas mentales, a través de planes individualizados. Es en esta dimensión donde los Servicios Sociales Municipales tienen un papel fundamental por su cercanía al ciudadano y desde Ciudadanos, queremos reconocer el trabajo que durante este año se ha hecho. Es competencia de la tenencia de alcaldía de Familia, mantener un adecuado nivel de salud en Tres Cantos, y para conseguirlo desarrollan diferentes acciones y programas.

Todas estas actividades tienen tres estrategias en común: la promoción y la protección de la salud, y la prevención de la enfermedad. Por ello proponemos las siguientes propuestas de acuerdo: Nombrar un responsable específico sobre salud mental en el Centro Municipal de Servicios Sociales para el desarrollo de planes específicos de prevención y asesoramiento para cubrir las necesidades de las personas con problemas de salud mental. Elaborar una campaña de concienciación, sensibilización, información, promoción de la salud mental y erradicación de los estigmas sociales contando con las asociaciones de personas con problemas de salud mental y familiares fomentando con ellos convenios de colaboración. Y el desarrollo e implementación de recursos y medidas de inserción socio-laboral e inclusión que facilite a las personas con trastorno mental grave su autonomía personal y su pleno desarrollo dentro de la sociedad.