Juan Andrés Díaz | Gastos menores y rendición de cuentas

Juan Andrés Díaz | Gastos menores y rendición de cuentas

Justo unos días antes de que finalizara el año el gobierno tricantino del PP nos obsequió a todos los ciudadanos con la información de los contratos menores que llevaba meses ocultando, de una manera torticera y con una lectura interesada de la norma esconden los gastos durante meses para que los ciudadanos no puedan hacer un seguimiento cotidiano de sus tropelías y tengan que esperar al capricho de unos dirigentes que se hacen los remolones en la actualización del portal de transparencia.

Además del retraso en la publicación hay que añadir que los ficheros que suben no son manejables y en la última ocasión han hecho desaparecer el CIF para que no podamos comparar los nombres comerciales de las empresas con las personas reales que hay detrás de ellas, que en la mayoría de las ocasiones responden a redes clientelares de partido o concejales.

Hay contratos curiosos que están destinados a llevar a cabo tareas para las que el ayuntamiento tiene contratado funcionarios, véase la programación de algunos festejos que figuran con cuantías abultadas, que además están fuera de valores de mercado y que parece un enriquecimiento injusto o pago de favores.

El portal de transparencia se ha convertido en un juguete que maneja el gobierno a su antojo, ocultando información, no permitiendo el manejo de los datos que se publican y evitando, a toda costa, la rendición de cuentas de las actuaciones con dinero público, que ni presentan los objetivos que persigue el gasto ni evalúan el resultado que se consigue con la inversión de dinero público.

Nos tememos que el único rendimiento que buscan con el empleo de los recursos públicos es el resultado electoral de las próximas elecciones y para ello se empeñan a fondo en financiar las redes clientelares, contarles a todos que el dinero lo reparten ellos y favorecer a aquellos vecinos que consideran que están más cercanos a sus posiciones. Sin pensar, que todos los vecinos potencialmente, si perciben una gestión eficaz, transparente y eficiente pueden convertirse en sus votantes.