Javier Juárez |Inversiones procedentes de una gestión responsable

La última crisis económica trajo consigo medidas que pretendían equilibrar los ingresos y gastos de las administraciones con el fin de contener el endeudamiento y garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos. Esa contención abría una puerta a aquellas administraciones locales que actuaran con responsabilidad y consiguieran los objetivos de la estabilidad presupuestaria, de tal manera que, cumplida la legislación en materia de operaciones de endeudamiento y logrado un superávit en el ejercicio anterior, pudieran realizar inversiones financieramente sostenibles.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Tres Cantos ha cumplido un año más con su responsabilidad de ser eficiente en la gestión de su hacienda. No sólo cerró el ejercicio con superávit, sino que cuenta con un remanente de tesorería que nos permitirá obtener el beneficio de hacer importantes inversiones para el municipio por un valor de algo más de 3 millones de euros.

El pleno del pasado día 5 dio luz verde a inversiones con las que se podrán acometer la remodelación y mejora de la Avenida de la Vega a su paso aledaño al Parque Central. También mejoraremos el pavimento y se eliminarán barreras arquitectónicas del Residencial Sur 9, en las proximidades del IES Antonio López. Habrá mejoras en la calle Batanes como parte de la reforma de la zona industrial. Continuaremos con la sustitución del alumbrado antiguo por otro más moderno y eficiente, en especial en la zona de la Avenida de Labradores. 100.000 euros irán destinados a la mejora de los jardines, como por ejemplo en la Avenida de Artesanos con nuevo arbolado y zonas arbustivas. Seguiremos creando espacios de sombra en las pistas deportivas de nuestros colegios, cambiaremos parte del mobiliario de la biblioteca Lope de Vega, reformaremos los vestuarios del Polideportivo de la Luz y mejoraremos la eficiencia y el aprovechamiento de las instalaciones en la Casa Consistorial.

Las corporaciones locales tenemos la obligación de gestionar lo común desde la transparencia y la eficiencia. Debemos asumir los recursos procedentes de los impuestos bajo el criterio de una responsabilidad en el gasto y en la generación de un valor que sea socialmente compartido por los vecinos, empresas y trabajadores de nuestra ciudad.

Imponernos una estrategia de gestión administrativa rigurosa y contenida nos permite cumplir los compromisos adquiridos en el contrato electoral suscrito con los vecinos de Tres Cantos y, al mimo tiempo, adquirir un papel esencial como agente dinamizador de la vida social y económica de la ciudad. Lo hacemos como cumplimiento de la ley, como principio de solidaridad entre administraciones y por el convencimiento de que el dinero de los vecinos es sagrado.

Las corporaciones jugamos un papel esencial en la relación entre personas, empresas, comercios, infraestructuras y políticas de fomento de la convivencia, la salud, la educación, el empleo y la cultura. Somos la administración más próxima a los vecinos y, es por ello, que conocemos mejor que nadie lo que necesitan en un lugar y en un momento determinados. Nuestra obligación es ofrecer soluciones y servicios para satisfacer esas necesidades.

Frente a quienes entienden que el gasto social no tiene límite y que el endeudamiento es un problema secundario, el equipo de Gobierno del Partido Popular en Tres Cantos considera que el rigor en el manejo del dinero público, el establecimiento de un orden de prioridades y la gestión eficiente de los recursos públicos permiten crear una sociedad más dinámica y con unos servicios públicos que son modelo para muchos otros municipios de la región y del país. A las cuentas nos remitimos.