La izquierda tricantina se desmorona

La división de la izquierda tiene una larga historia que se manifestó claramente en la Guerra Civil: mientras las derechas formaron un frente común, estas no olvidaron ni en esos difíciles momentos las luchas entre comunistas, anarquistas y socialistas. Y hoy, mientras unos son capaces de aglutinar a liberales y conservadores, franquistas y democristianos, ateos y católicos… Los otros se dividen en dos partidos nacionales, varios regionales y alguno en formación, frecuentemente enfrentados entre sí y, a veces, arduamente. Por no hablar de su fragmentación en la Unión Europea.

En Tres Cantos se puede apreciar un claro ejemplo de lo que ocurre a nivel general: la izquierda tricantina está más hundida que nunca. El panorama de cara a las Elecciones Municipales es desolador.

Por un lado, Ganemos. A pesar de intentar aparentar unión y transparencia en sus métodos de elección, es incapaz de llegar a un acuerdo con Podemos. Esta situación plantea un escenario negativo que hará que los 6.674 votantes que obtuvieron en los anteriores comicios se segmenten entre ambas fuerzas. 

La otra parte de la izquierda tricantina viene representada por el PSOE. Si en los otros dos partidos el horizonte se ve nublado, para los socialistas está negro tizón. El pasado miércoles 27 de marzo, este medio adelantaba la noticia de la dimisión presentada por Lydia Martínez, sacando a la luz los problemas internos de un partido que va como pollo sin cabeza y cuesta abajo desde hace años. La decisión de la excandidata, en un acto que demuestra sensatez y nobleza -a la vez que da un final digno en su larga trayectoria política en la ciudad- no deja en muy buen lugar a la ejecutiva socialista que, desde noviembre, parece haber forzado esta decisión tras las continuas piedras que se han ido poniendo por el camino. 

Su nuevo líder será Vicente López, elección transmitida a los miembros del partido el pasado domingo 31 de marzo en una reunión informativa -ni siquiera en Asamblea-. La sensación que queda a una gran parte de afiliados es que al final el bonito se lo ha llevado, a dedazo.

Las aguas vienen revueltas en la izquierda tricantina y, a menos de dos meses para las Elecciones Municipales, son ya muchos los votantes que empiezan planear su fin de semana huyendo de las urnas.

Norte Tres Cantos