GANEMOS | Muy poco compresible para la ciudadanía, muy poco responsable con el planeta

Un año, una década se terminan; un año, una década comienzan. Los retos que tenemos por delante son de una enorme magnitud: la emergencia climática, la igualdad real, la vida digna para todas y todos. 

Y el reto de la emergencia climática se ha puesto en evidencia en los últimos días del año. La Cumbre del Clima en Madrid fracasaba, conseguía sacar adelante un acuerdo de mínimos que podría servir de “lavado de cara” o para decir que no perdieron totalmente el tiempo los representantes de los gobiernos, en estos días reunidos en Madrid. Y muchos alcaldes han seguido en esta línea, al competir de una forma irracional por el mayor gasto energético en el alumbrado público navideño en su ciudad. Muy poco compresible para la ciudadanía, muy poco responsable con el planeta.

Y en Tres Cantos, el equipo de gobierno pone en marcha la Avenida de la ilusión, a juego con otros municipios irresponsables. No es, ciertamente, uno de los municipios más derrochadores, como Boadilla del Monte o Torrejón de Ardoz, pero tampoco se da a la población tricantina un ejemplo de ahorro energético por parte de la administración local, un mensaje de la necesidad de hacer un gasto responsable, de la urgencia de frenar un consumismo que no puede tener un buen fin para la humanidad. Sobre todo, teniendo en cuenta que la población tricantina, afortunadamente, exhibe una alta concienciación con el cuidado del medio ambiente y un alto compromiso con el mismo, que le ha llevado a realizar críticas, en este y otros momentos, al equipo de gobierno por su falta de sensibilidad medioambiental.

Tenemos ante nosotras y nosotros un reto frente al que no nos podemos tapar los ojos, frente al que no podemos hacer oídos sordos y frente al que hay que tomar medidas ya, por parte de las administraciones y por parte de la ciudadanía. Al equipo de gobierno municipal ya le hicimos llegar nuestras propuestas en repetidas ocasiones, que también hemos publicado en diferentes medios.

Ahora queremos hacer nuestra pequeña aportación para la ciudadanía, dando algunas sugerencias para “ganarse la tierra”, mientras los gobiernos se deciden a hacer algo:

  • Pásate a una compañía eléctrica 100% renovable.
  • Baja un par de grados el termostato de la calefacción y ponte un jersey.
  • Apaga el wifi cunado te vayas a dormir.
  • Siempre que puedas, aparca el coche y ve en transporte público, en bici o andando.
  • Hazte con una botella reutilizable y llévala siempre contigo.
  • Consume con la cabeza y no con el corazón. ¿Realmente necesitas tantas cosas?
  • Come menos carne.
  • Come pescado sostenible y de temporada.
  • Huye de los productos plastificados. La naturaleza los fabrica con su estuche.
  • Utiliza jabón en pastilla en lugar de gel.
  • Rebélate contra la obsolescencia programada. 

En muchas ocasiones, a lo largo de la historia, el pueblo ha enseñado el camino a los gobiernos. Ahora también es el momento.