Ganemos | Suspensos para el equipo de gobierno

La sanidad no es competencia municipal, lo sabemos. Pero, eso no es excusa para que el alcalde y su concejala no exijan a la Comunidad la reapertura inmediata de las Urgencias y el refuerzo de la Atención Primaria. Los vecinos y vecinas hemos salido a demandarlo en la calle y, por parte del gobierno municipal, sólo hemos recibido burla y desprecio.

Lo de las ambulancias del SUMMA es alucinante. La que han armado para explicar lo inexplicable. Que hace ocho años traer la base de ambulancias a Tres Cantos fue el gran éxito del gobierno y ahora estorben mucho. Un total de cuatro ambulancias, tres de turnos y una 24 horas, dedicadas a la atención de urgencias de toda la zona norte. No eran sólo para Tres Cantos, pero también nos beneficiábamos. De repente son un problema en plena pandemia. Un día es cuestión de espacio y otro de ¿Seguridad? No ha pasado nada, nadie ha expulsado las ambulancias, pero se van las cuatro. Se arma el lío y vuelve una. ¿Alguien sabe qué hay debajo de esto?

En la educación tampoco tenemos competencias. Bueno, en los coles más que en los Institutos. La vuelta ha sido atropellada, sin preparación y con improvisación, como si no hubiese habido tiempo para anticipar… o prepararse. Desde la Consejería responsable y desde Tres Cantos, también. Parecía que con unos botes de gel y poco más, todo estaba solucionado. El gran problema, en todo caso, son los institutos. De entrada, faltan profesores y, a estas alturas, no se ve la solución cercana. Siendo más difícil improvisar aquí, se ha optado por la semipresencialidad obligatoria. En la práctica, los IES tienen la mitad de las horas de clase para la misma cantidad de materia. Todas las propuestas para paliar la situación se han obviado. Desde la Comunidad por falta de medios y desde el Ayuntamiento por falta de competencias. El agravante es que los privados (totales o concertados) se saltan las normas y ofertan horarios completos. El alcalde y la concejala se declaran incompetentes y no hacen nada para solucionarlo.

¡Ay, el medio ambiente! Defenderlo es cuidar la ciudad y su entorno natural. Pues, en la ciudad se caen los árboles con el aire, por exceso de riego – los asentados en las praderas de césped – y poda inadecuada. Y, para el entorno natural, sólo se les ocurren soluciones megalómanas – cerca de 20 millones de euros van a gastar, para empezar, en sus proyectos estrella. Quieren domesticar el campo, ajardinarlo, combinarlo con estructuras deportivas y oferta hostelera. Resulta que en Tres Cantos viven bastantes investigadores del CSIC, miembros del Real Jardín Botánico, profesores de Biología y Ecología de la UAM      … y algunos de ellos están dispuestos a aportar su granito de arena para el diagnóstico del presente medioambiental y para diseñar el futuro, acorde con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) del proyecto 20-30 de Naciones Unidas. Pero, el concejal del ramos dice que ellos ya saben lo que quieren hacer, que la mayoría absoluta de concejales obtenidos en las elecciones les avala y que no necesitan de expertos que les corrijan.

La participación ciudadana, ni está, ni se la espera. Confunden, deliberadamente, los canales de petición privados, correo electrónico, WhatsApp, formularios de páginas web, etc., con auténticos cauces de participación. Y, los pocos que hay, se censuran. Como ejemplo, en el último Pleno el alcalde dijo que unas preguntas de unas vecinas no eran procedentes porque lo decía tal artículo o tal otro del Reglamento Orgánico Municipal que nos impusieron, sin consenso, meses atrás. Y se quedó tan ancho. No tuvo, siquiera, el detalle de leerlas y explicar por qué él no las consideraba procedentes. Si no quiere, no las responda, pero censurar la pregunta no parece muy democrático.

Necesitan mejorar. A ver si pronto podemos decir que progresan adecuadamente.