Ganemos | El negocio de los servicios públicos

Ganemos | El negocio de los servicios públicos

Si algo tiene la derecha es que sabe ver un nicho de negocio privado en cualquier servicio público. Siempre tiene “amigos” dispuestos a sacar beneficio propio de los derechos de tod@s, con la ayuda de estos gestores de lo público que les facilitan el camino. Todo redondo.  El esfuerzo, el trabajo y el interés de toda la población en mantener la Sanidad y la Educación Públicas con sus impuestos son dilapidados día a día por los buitres de turno.

La Sanidad Pública solo pudo y puede ser privatizada y desmantelada gracias a que,en su día,los lobbies de presión impusieron la Ley 15/97 y Aznar la rubricó. En su artículo ÚNICO.2 lo dice todo:

La prestación y gestión de los servicios sanitarios y sociosanitarios podrá llevarse a cabo, además de con medios propios, mediante acuerdos, convenios o contratos con personas o entidades públicas o privadas, en los términos previstos en la Ley General de Sanidad”.

Este artículo abrió la caja de pandora a la privatización, primero de los servicios auxiliares (análisis clínicos, limpieza, etc.) y después de pruebas diagnósticas y de la gestión de los hospitales.

Como la derecha es insaciable en su afán privatizador, ahora comienza con el desmantelamiento de los Centros de Salud y el cierre de las Urgencias (SUAP) de los mismos. Estos Servicios de Urgencias llevan cerrados más de un año. Aprovechando el estado de shock de la población los cerraron y no tienen ninguna intención de abrirlos. Fue una decisión más que meditada, premeditada. Es el principio del atentado descarnado a la Atención Primaria, ataque que continúa en estos momentos con el cierre de los Centros de Salud. En Tres Cantos, hemos preguntado en todos los órganos institucionales, Comisiones y Plenos, y la ciudadanía ha salido a la calle en concentraciones y manifestaciones que partían de los Centros de Salud, pero el equipo de gobierno parece mirar hacia otro lado. Nunca ha estado apoyando a los vecinos en la calle. ¡Claro, como los que toman las decisiones en la Comunidad de Madrid son de su mismo partido, mejor estar callados! La estrategia es bien conocida, dejan deteriorar los servicios públicos y aparecen los amiguetes privados como salvadores de la situación.

La Sanidad Pública es de todos y todas. Sin ella, no habríamos podido sobrevivir a la pandemia producida por el Covid19. Ahora, los servicios privados sanitarios quieren ese pastel y de la ciudadanía depende que lo consigan. Luchemos por este derecho universal, manifestémonos en su defensa con todos los medios posibles. No permitamos la muerte de la Atención Primaria, que es la base del sistema sanitario público. Solicitemos la derogación de la Ley 15/97 y los artículos 67 y 90 de la Ley General de Sanidad y protejámosla de los buitres carroñeros.