Entrevista a Victoria Trabazo Psicóloga

Victoria Trabazo abrió su centro de psicología en 1997, primero en la calle Bolillero y, desde hace mas de 20 años, en Avenida del Parque. Debido a la situación que estamos pasando, ha querido enviar un mensaje a los vecinos:

Esta situación no puede dejar indiferente a nadie, todos podemos ayudar con nuestro granito de arena.Personalmente voy a facilitar que las personas que se hayan visto afectadas de una forma más directa por esta situación, tanto personal como económicamente, puedan beneficiarse de descuentos en el tratamiento psicológico si así lo precisan”.

¿Cómo estáis viviendo esta crisis provocada por el coronavirus?

En estos momentos es inevitable sentir una gran tristeza y preocupación por todo lo que está pasando, primero por las pérdidas humanas, y por supuesto, también, por las consecuencias económicas que toda esta crisis está generando y va a generar. Tampoco hay que olvidar el efecto del confinamiento sobre las persona, ya se empieza a detectar mayores niveles de ansiedad, conflictos familiares, desmotivación, etc.

¿Qué ha supuesto para vosotros esta situación?

Como ya tenía experiencia en el tratamiento online, he podido adaptarme a la situación facilitando esa posibilidad a todos mis pacientes. De esta forma, por medio de las videollamadas estoy pudiendo mantener la asistencia y ofrecer el apoyo que en estos momentos tan difíciles puedan necesitar. Lamentablemente no todos los pacientes disponen de las facilidades para realizar este tipo de conexiones, por lo que en algunos casos los tratamientos se han tenido que interrumpir temporalmente.

¿Habéis continuado con vuestra actividad durante el estado de alarma?

En general sí, respetando siempre las recomendaciones de las autoridades y utilizando la opción de las consultas online.

¿Cómo veis el futuro del comercio local en el municipio?

Considero que va a ser una situación de gran dificultad para todo el mundo. Tendremos que adaptarnos tanto personal como profesionalmente a una serie de cambios que inevitablemente van a llegar. Personalmente, ya estoy estudiando adoptar las correspondientes medidas de seguridad que se recomienden. Además, mi intención es facilitar que las personas que se hayan visto afectadas de una forma más directa por esta situación, tanto personal como económicamente, puedan beneficiarse de descuentos en el tratamiento si así lo precisan. Esta crisis está despertando un gran sentimiento de solidaridad que creo que también puede beneficiar al negocio local si se potencia el consumo de proximidad y en pequeños comercios. Juntos, con el apoyo de la comunidad, superaremos esta situación.