Entrevista a Pérez-Bonetti Consulting

Nombre del comercio: Pérez-Bonetti Consulting

Llevas en Tres Cantos desde: 2017

Mensaje para tus clientes: En Pérez-Bonetti nos especializamos en asesoría y acompañamiento cercano a grandes empresas, PYMES y emprendedores en la realización de proyectos de: diseño y planificación estratégica del negocio, gestión y certificación de la calidad ISO y desarrollo del capital humano a través de formación especializada y a la medida. Contamos además con el programa de apoyo al emprendimiento “Lidérate y Emprende” y servicios corporativos y personales de coaching y mentoring. Quiero aprovechar para comunicar a todas las empresas, comercios y autónomos de Tres Cantos, que para lo que queda del año estaremos ofreciendo descuentos muy importantes en todos nuestros servicios como parte del compromiso que tenemos con que nuestro municipio siga recuperándose y creciendo luego de esta etapa tan dura que nos ha tocado vivir a todos debido a la pandemia.

¿Cómo ha afectado está situación a tu negocio?

Desde el primer día del confinamiento, el primer rasgo distintivo que pude notar en mis clientes fue la normal ansiedad e incertidumbre que en algunos casos tuvo como respuesta una parálisis momentánea. Es justo allí donde literalmente, de la noche a la mañana, tuvimos que prepararnos para procurar la continuidad de los proyectos y el apoyo a nuestros clientes corporativos e individuales de forma rápida y distinta apoyados en la tecnología. A pesar que el impacto operativo y económico ha estado presente, esta crisis nos ha hecho repensar nuestra forma de trabajo, redefinir nuestros servicios en un contexto ahora muy distinto y todavía más apoyado en tecnología que antes. Por último, hemos basado todas nuestras acciones en nuestro valor organizacional de responsabilidad social y compromiso con la comunidad, para poder así ofrecer servicios asequibles para todos y a un coste solidario. Queremos con ello ayudar a que el tejido empresarial y comercial de nuestra región no se vea más afectado de lo esperado. Puedo resumir diciendo que, como estoy seguro ha pasado en otros sectores, esa situación ha puesto a prueba nuestra capacidad de adaptación, aprendizaje acelerado, innovación y solidaridad.

¿Qué medidas habéis tenido que tomar ante el estado de alarma?

Lo primero fue de forma inmediata redefinir nuestro contexto de operación para al menos los próximos 6 meses. Si bien el entorno en el que estaremos es el mismo, el contexto de dicho entorno cambia radicalmente, y con él los hábitos de consumo, socialización y evaluación por parte de nuestros clientes; además del evidente deterioro del poder adquisitivo. En el caso de la consultoría, algunos proyectos se vieron suspendidos de forma temporal hasta que en conjunto con los clientes, encontramos vías para seguir trabajando en aquello que a distancia era factible, e inclusive cambiando los planes para tratar de preservar los objetivos. Aunque suene contradictorio, hemos procurado un mayor acercamiento con nuestros clientes, obligándonos a ser lo más eficaces posibles en el uso de la tecnología, en los mensajes tanto verbales como no verbales, uso del correo electrónico, reuniones, etc. En la formación, trabajamos arduamente en adaptar los contenidos al E-learning, pero sobre todo desde la primera semana de confinamiento empezamos a producir contenidos educativos para la “nueva normalidad”. Entre los más destacados por ejemplo “lecciones de liderazgo para el día en que nos encontremos de nuevo”, “Comunicación interna en organizaciones en tiempos de Covid”, “Decálogo del emprendedor luego de la pandemia”, “elaboración de planes de negocios” y otros tantos temas que se hacen indispensables para construir de cierta forma el nuevo imaginario, o los nuevos paradigmas de esa nueva normalidad que nos espera. Por último, con nuestros clientes de coaching y mentoring, el trabajo ha sido arduo y a la vez muy satisfactorio en todo lo que tiene que ver con fortalecer sus competencias emocionales y técnicas para hacer frente a la realidad que justo ahora estamos viviendo con el inicio de la desescalada. Por otra parte, ha sido muy duro evidenciar la situación de muchas personas que están en ERTE o desempleadas, que tienen familiares afectados por el virus o inclusive han perdido personas queridas y que en medio de tan dura coyuntura buscan salir adelante. Es una parte de nuestro trabajo que nos llena de mucha satisfacción con cada avance y cada logro.

¿Cómo esperáis la recuperación del negocio cuando pase esta situación?

Creemos que la recuperación será progresiva pero no necesariamente inmediata. Sobre todo porque nos vamos a encontrar con una realidad en muchos aspectos nueva y en otros ya conocida pero que va a requerir nuevas formas de aproximación. Se viene un período retador de adaptación. La tecnología va a seguir siendo en adelante la piedra angular del desarrollo de cualquier negocio. Todo empresario debería en este momento estar pensando el componente virtual o basado en internet, aplicaciones, etc. que puede desarrollar en su producto o servicio si es que no lo ha hecho hasta ahora. El consumidor en general ha experimentado y vivido con la tecnología mucho más de lo que le era normal o habitual. Eso cambia sin duda su propensión a desarrollar más ese canal de compra. Por otra parte, la educación seguirá siendo altamente demandada de forma más práctica, asequible y hasta inmediata, pues es mucho lo nuevo que hay que aprender y es poco el tiempo que se tiene para hacerlo. La línea de servicios de formación y educación ya es para nosotros la más importante para lo que queda del año 2020.