Entrevista a Jon Olabarría, jugador del Movistar Inter

¿Cómo te encuentras en el Inter Movistar tras esta primera temporada? ¿Qué te impulsó a fichar por este equipo?

Me encuentro muy a gusto y adaptado al club. Desde el primer momento me han tratado muy bien y estoy muy contento tanto con mis compañeros como con el cuerpo técnico.

Mi principal impulso fue la gran oportunidad que supone poder jugar en un club de esta talla, pero también me llamaba la atención el hecho de poder entrenar con el equipo de primera división.

¿Cómo te ha sentido jugando al lado de auténticos cracks mundiales?

Llevo entrenando con ellos casi toda la temporada y se han portado genial conmigo; me han integrado mucho en el equipo, sobre todo en el playoff en Málaga. Para mí ha sido todo un orgullo y honor poder jugar con ellos, recibir consejos y aprender de ellos.

Háganos un resumen de su recorrido en el mundo del fútbol

Empecé jugando al fútbol sala cuando tenía 5 años en el Unión Tres Cantos de fútbol sala en las categorías inferiores. Durante esos años me convocaron con la selección madrileña para un campeonato de España en alevines. Después, en infantiles empecé a jugar al fútbol 7 y más adelante al fútbol 11 (en el Unión Deportiva Tres Cantos) al mismo tiempo que al fútbol sala. En cadete de primer año tuve que elegir y me decanté por el fútbol 11 y me fui al Alcobendas Levitt, que jugaba en autonómica. Al año siguiente, al pasar a juveniles, seguí un año en Alcobendas y después fiché por el Unión Adarve. Ese año me lesioné el tobillo y apenas pude jugar. Entonces decidí volver al fútbol sala, volviendo al equipo donde empecé (UTC), donde acabé mi etapa de juvenil. El año pasado formé parte del equipo senior en este mismo club, con el que conseguimos ascender a 2ª B. Al finalizar la temporada recibí una oferta por parte del Inter Movistar para jugar en el filial (2ªB). Este año además de jugar con ellos he tenido la gran oportunidad de ser convocado con el primer equipo para el playoff en Málaga.

¿Cuál es la mayor alegría y decepción que te ha llevado en el fútbol sala?

La mayor alegría sin duda ha sido ser campeón de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Ha sido una experiencia genial y no me imaginaba para nada que esto iba a ocurrir este año. También he de mencionar el ascenso a 2ªB con el Unión Tres Cantos, en una eliminatoria muy emocionante y con el pabellón lleno.

Como decepción no se me ocurre prácticamente nada, el fútbol sala por ahora me ha dado sobre todo cosas buenas. Sin embargo, tengo una espinita clavada de cuando perdimos la final del Campeonato de España de alevines contra la selección de Ceuta. De todas maneras, aprendí mucho en ese torneo y tengo muy buenos recuerdos de aquella experiencia. Además, mantengo muchas amistades desde entonces, como algunos compañeros de mi equipo.

¿Tienes alguna superstición o manía antes de empezar cada partido?

Bueno, no soy una persona demasiado maniática o supersticiosa, aunque sí que es verdad que tengo mis pequeñas rutinas. Por ejemplo, escucho siempre las mismas canciones antes del partido para concentrarme y entro siempre al campo con el pie derecho.

¿Qué palabras dirías a los jóvenes que están en categorías inferiores para que no abandonen el fútbol sala y luchen por ser un jugador de élite en el futuro?

Les diría que siguieran trabajando y peleando por lo que quieren conseguir, que no se llega a ser futbolista profesional de la noche a la mañana. Hace falta mucho esfuerzo y sacrificio y renunciar a ciertas facetas de la vida, pero al final merece la pena, y mucho. Es muy importante ser constante e intentar mejorar día a día, pero, sobre todo, aprovechar las oportunidades que te vayan dando.