Entrevista a Carnespaña S.L.

Nombre del comercio: Carnespaña S.L.

Llevas en Tres cantos desde: 1985

Mensaje corto para tus clientes: Gratitud inmensa por su confianza en nosotros. Ánimo, superaremos esta pandemia.

Me gustaría añadir que, El Zoco, al igual que la mayoría de los mercados y galerías de Madrid, optó por cerrar por la tarde de lunes a jueves, y si no se hubiera hecho, no habríamos podido reponer mercancía al menos en carnicerías y pollerías donde el trabajo de despiece y preparación es fundamental. Gracias a esta determinación, que tal vez no ha sido comprendida, hemos mantenido a flote nuestros establecimientos, dando servicio a los clientes. También señalar, que en el caso particular de Carnespaña, y algún otro, la interrupción, no deseada, del servicio a domicilio, ha sido forzosa, teniendo que elegir entre dar servicio a unos pocos clientes o reponer mercancía en los mostradores y poder servir a muchos más. Pedimos disculpas por las molestias. 

¿Cómo ha afectado está situación a tu negocio?

Nos ha desbordado la demanda de productos. Nos ha costado un esfuerzo increíble mantener abastecida la tienda y con gran dolor hemos tenido que suspender temporalmente algún servicio a domicilio para centrar nuestra capacidad en producción, deshuese y preparación de carne. Hemos tenido bajas laborales que hacían que los que quedábamos estuviéramos agotados.

¿Qué medidas habéis tenido que tomar ante el estado de alarma?

Extremar la higiene, como es natural y seguir las normas de seguridad aconsejadas por las autoridades.

¿Cómo esperáis la recuperación del negocio cuando pase esta situación?

En el caso de la alimentación no ha habido una debacle como en otros sectores, sino todo lo contrario con un aumento de la demanda enorme. Hay que tener en cuenta que los miles de kilos de productos que se consumían en el sector de hostelería y restauración, así como los comedores escolares y de empresas, ahora se consumen en los hogares y estos se abastecen, sobre todo de los productos frescos (carne, pescado, pollo, embutido) en los comercios tradicionales más que en los supermercados.