Entrevista a Álvaro Soto Carmona, ex concejal del CDS y protagonista de la segregación de 1991

Entrevista a Álvaro Soto Carmona, ex concejal del CDS y protagonista de la segregación de 1991

El partido Centro Democrático y Social, liderado por el ex presidente de UCD Adolfo Suárez, obtuvo dos concejales en las municipales de 1987 y, aunque no formó parte de los gobiernos presididos por los alcaldes del PP y PSOE, sí jugó un papel determinante en el proceso de la segregación que culminó en 1991. Su responsable entonces era el tricantino Álvaro Soto, ahora a punto de jubilarse como catedrático de Historia Contemporánea en la UAM, dejando un legado de varios libros de referencia sobre nuestra transición a la democracia.

Vd. fue concejal y portavoz del CDS entre 1987 y 1991, periodo en el que se tramitó el expediente de la segregación que permitió crear el municipio actual de Tres Cantos. El cambio de signo de voto de su grupo -de abstenerse a votar a favor hizo posible que se alcanzasen los 2/3 necesarios para dividir el municipio. ¿Cómo recuerda aquello?

Antes de las elecciones municipales y regionales, el CDS no existía, prácticamente, en el municipio. Había algunos militantes de la extinta UCD en Colmenar, personas influyentes pero con escaso tirón electoral. En Tres Cantos, todavía menos. A través de una relación personal con un miembro del Comité Nacional del CDS se decidió que fuera yo el candidato a la alcaldía, siendo el único que no vivía en Colmenar, junto a los independentistas de Tres Cantos Unido.

En pocos meses tuvimos que construir el partido, elaborar un programa y tratar de ser conocidos. Difícil tarea. Desde el primer momento tuvimos claro que la segregación era necesaria, por ser dos mundos diferentes. Colmenar, en aquellos tiempos poco tenía que ver en términos económicos, sociales y de forma de vida con Tres Cantos. La mejor fórmula era un proceso gradual, no traumático, que lo permitiese la legislación vigente.

Nuestros resultados no fueron buenos, dos concejales, ninguna combinación nos permitía alcanzar una mayoría. Esa circunstancia nos permitió ser didácticos, denunciando la ausencia de madurez del PP, los comportamientos caciquiles del PSOE y la visión egoísta e identitaria de TCU. Los plenos se convirtieron en auténticos actos de debate político y en los mismos tuvimos numerosas oportunidades de demostrar lo acertado de nuestros planteamientos

Tras un triste paréntesis de la alcaldía de Mansilla, volvió Jusdado al poder a cambio de la concesión de la segregación. Volvieron los malos hábitos, pero gracias a Joaquín Leguina, que sí tuvo una visión real de lo que sucedía, fuimos a la segregación.

¿Hubiera sido posible celebrar un referéndum evitando tensionar la relación con los vecinos del núcleo histórico para que los tricantinos decidieran sobre la segregación del municipio?

Un referéndum hubiese sido un error. El electorado estaba muy polarizado y no era bueno alentar posiciones finalistas que hubieran conducido a una radicalización negativa.

Hace ahora 30 años, el 26 de mayo de 1991, se celebraron las primeras elecciones municipales de Tres Cantos, ¿no le apeteció presentarse para alcalde?

A la altura de 1991 había decidido seguir mi vida académica. Poco antes de la toma de decisión de la segregación solicité mi baja en el Ayuntamiento. Había obtenido la titularidad en la Universidad Autónoma de Madrid y el Ministerio me concedió una estancia investigadora en la Universidad de Nueva York. Aunque la política nunca la abandoné, sí es cierto que fui consciente de las dificultades existentes para la construcción de un partido reformista de centro. Dificultades que siguen existiendo en nuestros días. Una pena, pues los partidos tradicionales cada vez se alejan más de los ciudadanos y tiene una pronunciada crisis de liderazgo, y los nuevos partidos se sitúan en los extremos de la izquierda o a la derecha de las posiciones ideológicas, entorpeciendo la gobernabilidad.

En todo caso, ¿cómo ve la ciudad después de todo este tiempo?

La división del municipio fue positiva tanto para Colmenar como para Tres Cantos. Colmenar ha cambiado mucho y a mejor, aunque tiene un reto difícil de solventar y que necesita políticos capaces; me refiero a la reforma del casco histórico que se encuentra abandonado.

En Tres Cantos siguieron con un crecimiento muy importante, una nueva fase en construcción y una apuesta decidida por industrias limpias y por sectores terciarios, como puede ser la industria audiovisual. Tengo la sensación de que los éxitos obtenidos por el PP les puede llevar a cometer errores, como el abandono de lo público y el sectarismo político. El tema del PSOE ha sido muy preocupante, no fue capaz de darse cuenta del tipo de composición sociológica de la ciudad y apostó más por la colocación de políticos mediocres que por la realización de una sociedad participativa, activa y plural. Un alivió la desaparición de TCU.

En este mes de junio se cumplen 50 años del Decreto Ley 1321/71, de 3 de junio (BOE de 22 de junio)  con el que arrancaba la Actuación Urbanística de Tres Cantos que daría origen al actual municipio. ¿Hubiera sido posible crear una ciudad de 125.000 habitantes, tal como se planteó originariamente?

Debemos de medir el crecimiento y ser prudentes. Creo que la posibilidad de llegar a 125.000 habitantes era un error propio del desarrollismo y deberíamos evitarlo. Los jóvenes hoy se tienen que ir de Tres Cantos por los precios de las viviendas, dando lugar al envejecimiento de la población.

De las experiencias que compartió en los años ochenta con otros pioneros, tiene especial recuerdo de…

Fue una experiencia excelente, conocí cómo se gestionaba un ayuntamiento y los problemas reales de mis vecinos. La política no era la acumulación de lecturas, sino de conocimientos, desafíos y limitaciones. Vivo en Tres Cantos desde 1985, han sido años felices.

Tres Cantos ha tenido ya siete alcaldes. ¿Significaría alguno?

Reconozco que el actual alcalde -Jesús Moreno- es una persona capaz y atenta, no todos lo fueron.

Si unos amigos decidiesen venir a vivir en Tres Cantos, ¿qué zona/fase les recomendaría para comprar/alquilar un piso?

Numerosos compañeros de la universidad viven en Tres Cantos. Estamos contentos. Me gusta la segunda fase. Primero viví en el sector Islas y ahora en Océanos.

De Tres Cantos, echa en falta…

Por favor, no olvidemos lo público. La enseñanza, la sanidad, el deporte, la cultura, las personas mayores… Y demos más oportunidades a los jóvenes.