En 2022 los pioneros tricantinos serán los protagonistas

En 2022 los pioneros tricantinos serán los protagonistas

El año 2021 se va algo mejor de lo que se fue el anterior de 2020, pero de cara al 2022 aún persisten muchas incertidumbres sobre la salud pública, que condiciona a casi todo lo demás.  La ciencia, con sus vacunas,  fue, y aún es, nuestra tabla de salvación para hacer frente a la pandemia del Covid-19,  pero aún queda trabajo por hacer para  poder pasar página.

Por eso, en Tres Cantos la vida tampoco será igual en 2022. El municipio conmemoró el pasado 21 de marzo, con más pena que gloria, los 30 años de su segregación, y aún pasaron más desapercibidos los 50 años del inicio de la nueva ciudad, entonces en territorio colmenareño (junio de 1971). Las razones de estos “olvidos” pueden interpretarse de varias maneras, incluso en clave política, pero la verdad es que ha habido cierta pereza, incluso a nivel social, a pesar de que esos aniversarios se solaparon con otros hitos importantes para la historia de la ciudad: legada del tren, constitución de la empresa pública TCSA, …  Tal vez ocurra lo mismo en 2022. 

A finales de la primavera de 1982, ya hace casi 40 años, llegaron los primeros vecinos de la originaria Actuación Urbanística de Tres Cantos (ACTUR), resultado del desarrollo de la figura de planeamiento de nuevos barrios/ ciudades diseñado por los tecnócratas del franquismo en el año 1970, para paliar el gran déficit de viviendas en las grandes ciudades.  Los pioneros que vinieron al sector Descubridores y luego a Literatos, Pueblos, Escultores, Pintores, Oficios, Músicos, Foresta… padecieron las consecuencias de la inexistencia de casi todos los equipamientos previstos, pero a la vez, lejos de resignarse, se conjuraron para exigir a las instituciones (Tres Cantos SA, Ayuntamiento, Coplaco, etc.) que pusieran en marcha los servicios básicos para poder vivir. Así se consiguió el primer colegio, el médico, correos, pistas polideportivas, transporte. La Asociación de Vecinos canalizó esas reivindicaciones. Las promesas tardaron en cumplirse, pero cinco años después, en 1987, ya se inició la segregación y  en 1992, los vecinos ya tenían su propio ayuntamiento y habían elegido a su primera corporación. Por desgracia, en ese mismo año, el 7 de agosto fallecía Antonio Osuna  (44 años), líder de TCU y primer alcalde de Tres Cantos. Su sucesor, José Luis R. Eyre, y otros miembros de TCU protagonizaron la convulsa vida política de los noventa. En los siguientes meses lo iremos desgranando.