El mercadillo de Tres Cantos, una tradición

El mercadillo de Tres Cantos, una tradición

El mercadillo de Tres Cantos es una de las atracciones más populares de nuestro municipio. Cuenta con 62 puestos de venta en el que los ciudadanos pueden comprar diferentes productos variados:  frutas y verduras, encurtidos, frutos secos, especias, ropa, calzado y complementos, entre otros. 

Los orígenes del mercadillo se remontan al año 1985, cuando Tres Cantos todavía no era independiente, eran siete los puestos que se dedicaban a la venta ambulante en el municipio. Más adelante, concretamente en 1992, ya como ciudad independiente, el Ayuntamiento de Tres Cantos concedió hasta veinte licencias de puestos ambulantes. Con el paso de los años, más de cincuenta puestos se instalaban todos los jueves en la Avenida de la Vega. El ambiente que se vivía en esta ubicación era de decenas de vecinos acudiendo al mercadillo a realizar sus compras y reunirse entre ellos. No obstante, se generaban problemas en el tráfico, ya que durante gran parte del jueves la calle estaba cortada en ambos sentidos. Un sentido era utilizado por los puestos mientras que el otro se llenaba de coches que estacionaban en las proximidades. 

Por la crisis sanitaria que vivimos desde hace ya casi dos años, el mercadillo se suspendió. En mayo se cumple un año desde su reapertura y su nueva ubicación, el Recinto Ferial. Una decisión que en un primer momento no gustó a los vendedores, debido a que la accesibilidad es más complicada. La dificultad a la que se enfrentan los compradores es la lejanía con el centro de la ciudad. Por otro lado, al ser una ubicación abierta, las condiciones de calor o frío podrían afectar más que la Avenida de La Vega al no tener ningún tipo de vegetación ni edificios alrededor que hicieran de sombra.

Con el objetivo de paliar estos efectos, el Ayuntamiento pusó a disposición de los vendedores carpas y lonas para combatir las condiciones climáticas y, a su vez, tras las negociaciones entre la Concejalía de Empleo del Ayuntamiento de Tres Cantos y el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, se ha instalado una parada de autobuses urbanos junto al Recinto Ferial en octubre de 2020. Esta parada sólo funciona los jueves laborables en el horario de mercadillo, de 9:00 a 15:00 horas, y realizan parada los autobuses L1, L2 y L3 de Tres Cantos.

Aun así, los comerciantes del mercadillo de Tres Cantos han realizado una recogida de firmas en la que piden el cambio de ubicación al Ayuntamiento. Esta petición ha sido firmada por 47 de los 62 puestos del mercadillo. Uno de los precursores de esta iniciativa es el zapatero Lucas Salazar, que lleva más de 30 años en el mercadillo de Tres Cantos y quiere volver a la ubicación anterior. “Sabíamos que el cambio iba a ser un deterioro para nosotros, pero accedimos por qué había que hacer un esfuerzo. Las ventas han bajado entre un cincuenta y un sesenta por ciento. Esto en verano es un chicharral y en invierno una nevera”, explica Salazar.

Además, explica que en la recogida de firmas de los puestos del mercadillo, los clientes también dispondrán de su propia hoja de firmas para mostrar su descontento con el emplazamiento. La intención de los vendedores es ponerse en contacto con los grupos de la oposición y con la Asociación de Vecinos.  No obstante, no todos los vendedores tienen esa perspectiva. En uno de los primeros puestos de ropa que encontramos en la entrada del Recinto Ferial hablamos con Lardin González, quince años como vendedor ambulante: “yo estoy más acostumbrado aquí, que donde estábamos anteriormente. Me gusta más aquí. Aquí hay más espacio y cabe más gente”.

En cuanto a la clientela los vendedores se mostraron muy satisfechos con los ciudadanos tricantinos, llegando a afirmar que eran “de las mejores clientelas”. Por otro lado, los vendedores consideran que el mercadillo de Tres Cantos es muy grande y que ofrece productos de calidad y que “se ajustan a las necesidades de la clientela”.