El bruxismo y la pandemia

El bruxismo y la pandemia

Durante este tiempo de pandemia, ha habido un aumento de casos relacionados con la salud mental y la ansiedad. La incertidumbre, el confinamiento o los cambios en nuestras rutinas están teniendo un impacto directo en nuestra salud y también en nuestra boca. La pandemia ha disparado los casos de bruxismo y las fracturas de piezas dentales.

Además, según asegura una publicación reciente en el New York Times, algunas personas que superaron el coronavirus, están experimentando problemas dentales. Afirman que muchos pacientes han perdido algunas piezas dentales que ya tenían debilitadas y que otros pacientes refieren que sus encías se han vuelto más sensibles e incluso que sus dientes se están astillando o volviendo grises.

Esta podría ser una más de las secuelas que puede llegar a dejar esta enfermedad. De hecho, una de las principales vías de contacto del coronavirus es la boca, por tanto, mantenerla sana es crucial.

El consejo de Dentistas de España afirma que los pacientes con coronavirus que no gozan de una correcta salud bucodental, pueden llegar a tener un peor pronóstico. Para evitarlo, se debe acudir periódicamente al dentista, seguir una dieta equilibrada, evitar en la medida de lo posible el alcohol y el tabaco y extremar la higiene oral.

Qué es el bruxismo y cómo tratarlo

Está clara la relación directa entre el coronavirus y la salud bucodental, pero también existen otras causas indirectas que llevan a su vinculación. El miedo a contraer el virus ha producido un aumento de la ansiedad y del estrés, lo que conlleva un aumento de casos de bruxismo en las consultas dentales, según afirma el Consejo de Dentistas.

El bruxismo se caracteriza por la alteración de los músculos de la mandíbula. Las diversas causas que pueden provocar este trastorno son  estrés, maloclusión, asimetrías en el hueso mandibular o artritis, entre otras.

La ansiedad generada en esta pandemia, ha hecho que muchas personas aprieten y rechinen los dientes de manera inconsciente, aunque la aparición de esta patología puede tener relación con el aumento del teletrabajo, ya que este puede generar malas posturas que terminan por afectar a la articulación temporomandibular y por tanto ocasionar bruxismo.

El tratamiento más común para el bruxismo es el uso de un férula de descarga para dormir, por ello desde el Centro Odontológico y Estética Dental Dra. Mónica Arranz, recomendamos acudir a tu dentista de confianza ante cualquier posible síntoma como dolores de cabeza, cuello, molestias en los músculos faciales, rechinamiento o desgaste dental.

Diagnosticar el bruxismo a tiempo es fundamental para determinar el origen y encontrar el mejor tratamiento para solucionarlo.