El alcalde, Jesús Moreno, cumple una década en el cargo

El alcalde, Jesús Moreno, cumple una década en el cargo

A finales del próximo mes de mayo, concretamente el día 27, se cumplirán los quince años de las elecciones municipales de 2007, convocatoria en la que José Folgado logró la tan ansiada mayoría absoluta de la candidatura del PP, perseguida desde dos décadas antes. Gracias a esa cómoda mayoría, se puso fin a un largo periodo de inestabilidad y escasa gestión de los gobiernos anteriores, marcados en la mayoría de los años por los alcaldes que encabezaban la candidatura local de TCU, unas veces coaligados con grupos de izquierdas (PSOE e IU) y otras, desde el año 2000, con el PP. 

La elección de Pepe Folgado, fallecido el 23 de marzo 2020 por el Covid, abrió una etapa de gobernanza estable en el ayuntamiento tricantino. Durante casi cinco años estuvo al frente de la alcaldía, que abandonó en 2012 para presidir la empresa Red Eléctrica, dando paso a su sucesor y anterior colaborador suyo, el actual alcalde, Jesús Moreno, que cumplió en marzo pasado, coincidiendo con el 31º aniversario de la segregación, los diez años en el cargo, alcanzando el mandato más largo de la historia local. 

El resto de los alcaldes tricantinos estuvieron menos tiempo en el cargo. José Luis Rodríguez Eyre (TCU) cumplió seis años durante dos mandatos, entre 1992 y 1995, y desde 1996 a 1999. Un año más, siete, duró el de María de la Poza (TCU), entre los años 2000 y 2007, gobernando en coalición con el PP.

 Los otros tres alcaldes que ocuparon el cargo lo hicieron en periodos bastante cortos. El primero, Antonio Osuna, de TCU, una grave enfermedad desde su elección en mayo de 1991 le obligó a delegar la alcaldía a su sucesor Eyre, que fue elegido como tal en agosto de 1992, tras la muerte de Osuna. Por su parte, la primera alcaldesa, Natalia Pérez (PP), apenas estuvo en el cargo nueve meses, entre junio de 1995 y marzo de 1996, al ser apeada por una moción de censura. Igual suerte corrió Pedro Uruñuela (PSOE) en el año 2000.