EDITORIAL | Te necesitan, los necesitas

Cada día pienso apenado en las tiendas cerradas de mi pueblo. ¿Qué pasará con el comercio local? ¿Cuántas empresas y autónomos conseguirán sobrevivir a esto? Es difícil saberlo, la realidad vendrá en los próximos meses, y ahí es cuándo sabremos el alcance real de todo lo que está por venir.

Qué ha pasado ya lo sabemos, esto nos ha cogido a traspié en todos los aspectos de la vida. Cierto es que me han sorprendido muchas de las personas con las que estoy en contacto más directo, tenemos muchos luchadores que no se rinden ante nada, la fatalidad les hace más fuertes y se están reinventando de manera casi autómata.

Es tiempo de crecerse ante la adversidad, de investigar nuevas fórmulas para nuestros negocios. El gobierno no lo pone fácil, pero deja vías abiertas y os invito a que seáis valientes, a que apostéis por formulas innovadoras que salven vuestros negocios, vuestras familias, vuestro día a día.

Los tricantinos necesitan el comercio local, es hora de apostar por él, y los comercios deben adaptarse para dar un servicio de calidad a los vecinos. Ambos se necesitan ante el nuevo escenario que se nos plantea.

El desarrollo de los pequeños comercios es sinónimo de reactivación de la economía. Comprándoles generamos riqueza y creamos puestos de trabajo. Parece mentira que no nos demos cuenta. Puede que los productos de los comercios no tengan precios tan bajos como los que nos ofrecen las multinacionales, sí, pero a cambio tenemos un trato cercano y personalizado. Y calidad. Paguemos esa diferencia de precio. Compremos a nuestros vecinos. Y luchemos por la búsqueda de alternativas. Que las instituciones lancen iniciativas y que lo hagan por el bien de todos los ciudadanos. No quiero ver más zonas comerciales fantasma en Tres Cantos, provocadas directa o indirectamente por está maldita crisis que se nos viene encima. La crisis lleva mucho tiempo con nosotros. Aún podemos hacer grandes a los más pequeños.

Desde Norte Tres Cantos queremos apoyar para que esto se haga realidad, tenéis nuestro medio para poder utilizarlo y llegar a los vecinos; no dudéis en contactar con nosotros e intentaremos ayudaros en la medida de lo posible adaptándonos a vuestras posibilidades.

Suerte a todos y a cuidarse.