EDITORIAL | Cierre de la M-50 ¡YA!

2 de octubre de 2019, 8:30 h. de la mañana, la carretera M-607 atascada del kilómetro 12 al 25.

Esto se lleva repitiendo desde los últimos 15 años y si el día es lluvioso, ya ni te cuento. La ratonera M-607 es conocida a nivel autonómico y el problema no es la obra del puente, cuando nieva no se puede ni salir de la ciudad, que se convierte en un carrusel de coches buscando la salida. El problema es que esta vía, la M-607, es de “sentido único”, no tenemos alternativas reales, o vas hacia delante o vas para atrás, pero no tenemos alternativas “fiables” de escape. Es un río sin afluentes y por eso ocurre lo que ocurre.

En esta época en la que lo healthy, lo green y lo light triunfa, surgen propuestas alabando lo bonito que es ir en transporte público pero está claro que la gente no recoge el guante, los ciudadanos pasan de estas alternativas y las aceptan de manera fugaz. 

La única solución real y efectiva, la cual puede ser complementada por el resto de propuestas, es el cierre a la mayor brevedad posible de la M-50. La realización de esta obra serviría de desagüe y alternativas reales y efectivas para terminar con la acumulación de coches y contaminación.

El principal motivo para derribar un proyecto que estaba aprobado hace ya años, fue el daño irreparable “ecológicamente” que podría suponer y nos preguntamos, ¿acaso la aglomeración de miles y miles de vehículos diariamente no es un daño irremediable y continuo?

Estamos cansados de ver obras de similares características en parajes mucho más ricos en flora y fauna, como por ejemplo en el norte de España o Europa. Pero no, aquí como siempre seremos los más tontos y continuaremos como estamos, sufriendo situaciones como la actual que atañe al puente de la M-607 con la M-40 y las que vengan. En menos de 10 años crecerá entre un 15-20% la población de los municipios que usan la M-607 y entonces volveremos a escribir esta editorial.

Desde este medio exigimos a todos los partidos políticos que se pongan de acuerdo para solicitar el cierre de la M-50 ¡YA!