Dieta blanca durante el blanqueamiento dental

Dieta blanca durante el blanqueamiento dental

Cuando nos hacemos un blanqueamiento dental, buscamos aclarar el tono de nuestros dientes y este tipo de dieta es parte del tratamiento, para conseguir unos resultados más efectivos y duraderos. La dieta blanca consiste en evitar ciertos alimentos que puedan teñir las piezas dentales hasta que dicho tratamiento blanqueador se estabilice. Por eso, es de vital importancia, conocer los alimentos permitidos y los alimentos prohibidos en el blanqueamiento dental.

¿Por qué se recomienda la dieta blanca?

 Se recomienda porque al realizar el blanqueamiento de los dientes, la superficie del esmalte se vuelve más porosa y, por lo tanto, es más fácil que pueda penetrarles el tinte/pigmentos de ciertos alimentos y bebidas.

Alimentos permitidos durante la dieta blanca

Son alimentos con tonalidades claras, sin componentes que puedan alterar el color de las piezas dentales. Entre dichos alimentos están: productos lácteos en general, pero evitando los que lleven colorantes; arroz; carnes que no estén muy crudas y pescados; patatas; huevos; verduras y ensaladas (excepto espinacas y alcachofas); pasta, pero sin salsas añadidas; garbanzos; brócoli y frutas de colores claros, como la manzana, pera, plátanos. Y en el caso de las bebidas, agua, vino blanco o cerveza.

Alimentos prohibidos durante la dieta blanca

Serían los frutos Rojos, tales como cerezas, arándanos, fresas o frambuesas; remolacha, kiwi y tomate; cítricos como el limón, pomelo o naranja; regaliz; alimentos demasiados grasos; salsas caseras o industriales (tomate, mostaza, soja); especias, como el azafrán, curri, cúrcuma o pimentón; espinacas y alcachofas; alimentos con colorantes y encurtidos (el vinagre produce erosión del esmalte)

Todos estos alimentos se deben evitar durante el blanqueamiento dental y los cuatro o cinco días posteriores tras finalizar el tratamiento.

Bebidas a evitar durante el tratamiento

Hay que tener mucho cuidado con las bebidas, porque son las causantes de la mayor parte del oscurecimiento de los dientes, ya que sus componentes y sus tonalidades, ya sea con colorante natural o artificial, hace que nuestros dientes estén más oscuros. Por tanto, hay que evitar tomar: café, vino tintoté e infusiones, zumos, helados, sorbetes y refrescos. 

Otros consejos durante el blanqueamiento

Aparte de la dieta blanca, podemos realizar otras acciones que van a contribuir a que los resultados sean óptimos.

El primero de ellos es evitar fumar, el tabaco es muy dañino para el esmalte y es una de las causas de oscurecimiento dentario más habitual.

La siguiente sería beber mucha agua, ya que es beneficioso para impedir que los alimentos se queden en la boca pudiendo causar oscurecimiento. Hay pacientes que usan pajitas para evitar que el liquido entre en contacto con los dientes y vaya directamente a la garganta.

Si os realizáis un blanqueamiento dental en verano, debéis tener en cuenta que no es recomendable ir a la piscina, ya que el cloro daña y oscurece los dientes.

Y por supuesto realizar una correcta higiene bucal diaria, cepillando los dientes tres veces al día después de cada comida.

Así que si quieres presumir de una bonita sonrisa, en la clínica COED Dra. Mónica Arranz, tu dentista de confianza en Tres Cantos, te aconsejarán del tratamiento de elección en cada caso particular.