Convivencia ciudadana

Convivencia ciudadana

Según la RAE, convivir es vivir en compañía de otros, es decir, vivir en sociedad. Por ello, se considera que la convivencia en comunidad es la base del progreso humano que debe hacer compatible el ejercicio de los derechos individuales con los derechos de las demás personas que conviven conjuntamente.

Lamentablemente, en Tres Cantos se están dando situaciones en los últimos tiempos que empiezan a poner sobre aviso el deterioro de esta convivencia vecinal, sin que hasta ahora, el Ayuntamiento haya realizado actuaciones encaminadas a solucionar la problemática que se está produciendo.

La juventud tricantina no tiene espacios en nuestro pueblo en donde poder desarrollarse con sus iguales en lo que al ocio respecta. El Ayuntamiento decidió cerrar el acceso al recinto ferial los fines de semana, impidiendo la concentración de chicas y chicos en este recinto, obligando a nuestros jóvenes a buscar alternativas de asueto y diversión en otras zonas de la ciudad, lo que ha provocado proliferación nocturna de vehículos con música en la tercera fase de Tres Cantos, así como aglomeraciones en las pocas zonas que existen en nuestra ciudad que cuentan con establecimientos que tengan un horario nocturno dirigido a la juventud.

En este último aspecto, vecinos y vecinas de la Avenida de Viñuelas, que cuentan con nuestro apoyo y comprensión, están recogiendo firmas para solicitar al Ayuntamiento su actuación en contra de los ruidos y molestias que soportan los fines de semana por la concentración que se produce de jóvenes en determinados bares de copas, que al llegar al número máximo de su capacidad, conlleva que las personas que no pueden entrar permanecen en sus inmediaciones, por lo que las molestias para los vecinos se presentan de forma inevitable.

Ahora bien, la cuestión radica que no debemos caer en la solución fácil de criminalizar a nuestra juventud y determinar que son los culpables directos de esta situación que evidentemente amenaza la convivencia ciudadana. Los poderes públicos, en nuestro caso el Ayuntamiento de Tres Cantos, están obligados a explorar soluciones que permitan combinar, con total respeto a la dignidad y a los derechos de los demás vecinos, la libertad de las actividades de ocio y diversión que se puedan realizar, en un ejercicio que además nos permita proteger y cuidar los espacios públicos como lugares de convivencia ciudadana.

Desde la Asociación Vecinal de Tres Cantos solicitamos al Ayuntamiento que vuelva a permitir que nuestros chicos y chicas puedan encontrarse en el recinto ferial del Parque Central, lugar que tiene cabida suficiente para acoger a buena parte de la juventud tricantina. 

Esta apertura, a efectos de su propia seguridad, podría ir acompañada de medidas dirigidas a salvaguardar al máximo su salud, incorporando alguna actuación de la Concejalía de Juventud destinada a combatir la ingesta de alcohol, máxime cuando posteriormente se conducen vehículos a motor, y promoviendo alternativas de ocio nocturno que permitan expresarse libremente a nuestros jóvenes.

En definitiva, como sociedad democrática, debemos hacer todo lo posible para que el ejercicio de los derechos individuales sea compatible con los derechos del resto de la ciudadanía. Gran reto para nuestro Alcalde y resto del Gobierno municipal.