Convenio con AMI-3 para el desarrollo del programa ‘Vivienda en comunidad’

El Ayuntamiento, a través del Área de Discapacidad de la Concejalía de Familia e Igualdad, ha firmado un convenio de colaboración con la Asociación en favor de Personas con Discapacidad de Tres Cantos AMI-3, para el desarrollo del programa ‘Vivienda en comunidad’.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias, integrándolas de forma independiente en la comunidad, la Concejalía de Familia e Igualdad alquiló, a finales de 2020, un piso a la Agencia de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid, para el desarrollo del programa.

AMI-3, que cuenta con experiencia en gestión de pisos tutelados y dispone del personal necesario para llevarlo a cabo, se ha encargado de la reforma, mobiliario y equipación del piso, así como de su desarrollo.

Se trata de una vivienda de casi 100 metros cuadrados, ubicada en la zona Centro de la ciudad, con cuatro habitaciones, salón-comedor, cocina independiente y dos cuartos de baño completos, que el Ayuntamiento sufraga con el 100% del pago del alquiler. AMI-3, por su parte, se hará cargo del pago de los suministros (agua, gas, electricidad, telefonía…).

‘Vivienda en comunidad’ girará en torno a tres ejes: como espacio de entrenamiento para la vida independiente, con estancias de entre 10 y 14 días al mes, las 24 horas; como espacio de respiro, una semana al mes, con días entre semana y en fin de semana, para adaptar las estancias a las necesidades de la familia y como espacio de emergencia, para dar una respuesta rápida y adecuada, a aquellas personas que requieran una plaza de forma inmediata.

Durante los meses de julio y agosto la vivienda quedará sin ocupación, excepto en el caso de emergencia social.

Podrán formar parte del programa ‘Vivienda en comunidad’ un máximo de 4 personas mayores de 18 años con discapacidad intelectual empadronadas en Tres Cantos, una por cada habitación disponible, en la actual situación sanitaria.

La Asociación AMI-3 se encargará de la selección y formación de los profesionales que formarán parte del equipo de atención a personas con discapacidad adultas, además del personal de mantenimiento y limpieza, y el coordinador responsable de la gestión del recurso, cumpliendo con todos los protocolos COVID.

Gregorio Martín, presidente de la Asociación AMI-3, ha señalado: “la finalidad de este proyecto es apoyar a personas con discapacidad intelectual a que puedan desarrollar su proyecto de vida independiente. Gracias al Ayuntamiento que promueve estas experiencias con estancias temporales, tienen una oportunidad para adquirir aptitudes, consolidar sus aprendizajes y conseguir un nivel adecuado de autonomía”.