Javier Sanmiguel | Conciencia ecológica ciudadana

Javier Sanmiguel | Conciencia ecológica ciudadana

Nuestro planeta se encuentra en una situación dramática, aunque afortunadamente hay voces que se levantan para restituir el equilibrio del planeta. Estas voces, son el reflejo de la denominada conciencia ecológica que denuncia la situación, propone soluciones y pide un cambio de actitud radical, no solo para los problemas directamente medioambientales sino también para los sociales que repercuten en él.

Ejemplo de esto, tenemos en nuestra ciudad la recientemente constituida plataforma ciudadana PEN3C (Plataforma por el Entorno Natural de Tres Cantos) que tiene como finalidad la defensa de nuestro patrimonio natural y está apoyada por múltiples asociaciones y partidos políticos tricantinos entre ellos Podemos Tres Cantos. Os dejamos aquí su manifiesto:

Actualmente, Valdeloshielos y el arroyo Tejada (Oeste), el parque de los Alcornoques (Sur), el Parque del Terregal (Este) y los arroyos Moralejo y Valdecarrizo (Norte), donde se ubica el parque de la Cabezuela, son todos lugares disfrutados por los tricantinos y tricantinas para usos de bajo impacto como paseos y la práctica deportiva (carrera a pie y bicicleta principalmente).

El conjunto de estos espacios conforma actualmente un cinturón natural que circunda la zona urbana de Tres Cantos, amortigua el impacto negativo de la contaminación de la ciudad, protege y conecta la biodiversidad de los bosques del Soto de Viñuelas y del Monte de El Pardo, declarados Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA) a la vez que forman parte del Parque Regional Cuenca Alta del Manzanares, incluido en la Red Natura 2000 de la Comunidad Europea.

Podemos encontrar lugares con elevado interés ecológico por la gran diversidad de especies de fauna y flora que viven en él, incluyendo águilas imperiales, búhos reales, abejarucos, sapos corredores, mochuelos, chotacabras, zorros, culebras de escalera, culebras viperinas, perales silvestres y otras varias decenas de especies protegidas que se están inventariando por varios colectivos de esta plataforma.

Está reconocida la presencia de nueve Hábitats de Interés Comunitario según la Directiva 2007/2012, uno de ellos prioritario, de máxima importancia para su conservación a nivel europeo. Para cumplir nuestros objetivos nos planteamos las siguientes actividades que desarrollaremos:

  • Potenciar la comunicación entre los vecinos de la riqueza natural que disponemos en nuestro territorio y de la importancia de respetarlo entre todos, incluyendo la administración municipal y las empresas que colaboran con ella.
  • Desarrollar una alternativa de gestión de los espacios bajo el foco del Ayuntamiento, en los que pretende desarrollar su macroproyecto Metropolitan Park, que entendemos que se trata de una forma de camuflar una serie de actuaciones urbanísticas con elevado impacto ambiental, con las que reducirán la biodiversidad y la riqueza natural en estas zonas; al mismo tiempo que requerirán una gran cantidad de recursos. La alternativa que desarrollemos perseguirá que estos espacios sean destinados a actuaciones al aire libre y educativas de bajo impacto compatibles con la conservación de sus valores, conservando su carácter ecológico, público y abierto.
  • Realizar las gestiones administrativas necesarias para que los planes y proyectos municipales se realicen respetando la integridad de los ecosistemas protegidos y la biodiversidad en estos espacios, presentando las alegaciones pertinentes y reclamando la participación vecinal en el diseño de estos planes o proyectos, como la inclusión de la propuesta de “Corredor Fluvial Periurbano de Valdecarrizo-Bodonal”, elevada al consejo de Participación Ciudadana en 2017.
  • Consideramos que en el momento actual de emergencia climática, los recursos públicos no deben malgastarse en transformar estos espacios naturales existentes en nuevos espacios creados artificialmente, asimilados a ecosistemas impropios de la zona, que tardarán décadas en madurar.

Nos preocupa la degradación paulatina de algunos de estos espacios, con diversas agresiones documentadas y denunciadas sin que las autoridades competentes hagan nada por evitarlo, al mismo tiempo que la degradación sirve de justificación errónea de nuevas instalaciones en estas zonas dejadas que deberían contar con la protección de las administraciones.