¿Cómo son y cómo se usan las mascarillas que están repartiendo en el transporte público?

Desde el pasado lunes, se está repartiendo en los medios de transporte mascarillas. Se trata de una protección complementaria para aquellos que tienen que abandonar el confinamiento para ir a trabajar.

Estas máscaras sirven para protegernos pero no poseen filtros. Están pensadas para adultos sin síntomas que no tengan otro tipo de mascarillas y algunas de las que se repartirán, serán reutilizables.

Deben cubrir la nariz, boca y barbilla, además de ir muy bien ajustadas. No deben tocarse con las manos, si lo hace, deberá lavárselas antes. La mascarilla higiénica solo la puede utilizar una persona y preferiblemente una única vez, aunque puede hacerlo varias si la usa en periodos de tiempo muy cortos. Una vez usada se debe desechar.

¿Cómo debe colocarse la mascarilla?

Antes de usarla, la persona debe lavarse las manos; después la coloca en la cara, la ajusta, sitúa las cintas exteriores a ambos lados de las orejas, baja la parte inferior a la barbilla y verifica que la cubre.

Si está colocada correctamente, no se deben tener molestias respiratorias y si se tiene que tocar no hay que olvidar que antes se deben lavar las manos.

¿Cómo se debe quitar?

Para evitar la contaminación al retirar una mascarilla, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. – Quitarse los guantes de protección.
  2. – Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.
  3. – Retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal de la misma.
  4. – Desecharla en un recipiente específico, en un contenedor provisto de una bolsa de plástico.

Se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a cuatro horas, y en caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se aconseja sustituirla por otra nueva.

Recuerda, tampoco se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla durante y después del uso.