¿Cómo afecta el confinamiento a la calidad del sueño?

La cuarentena que estamos viviendo para evitar la propagación del coronavirus está afectando a nuestros hábitos y nuestro patrón del sueño no se escapa a la nueva realidad.

El aislamiento esta provocando problemas para dormir a una gran parte de la población, además de afectar a nuestras rutinas y hábitos, incrementan el estrés y la ansiedad. Esto provoca que el sueño se vea afectado debido a un cambio en nuestras rutinas, menos exposición a la luz solar y un mayor consumo de los aparatos electrónicos.

A pesar de esto, podemos llevar a cabo unas recomendaciones y mejorar nuestra calidad del sueño. Para ello debemos:

  • Establecer una serie de rutinas diarias: levantarnos a la misma hora, hacer ejercicio todos los días, dedicar tiempo a cocinar, etc.
  • Realizar ejercicio físico: el ejercicio nos ayuda a descargar ese estrés y ansiedad que a veces supone el confinamiento y además nos ayuda a descansar mejor.
  • Dieta equilibrada: un dieta rica en frutas, vegetales, cereales y proteínas bajas en grasa, puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.
  • Apartarnos de las pantallas: dejar de consumir constantemente aparatos electrónicos como tablets o móviles también hará que tengamos una mejor calidad del sueño.