Cómo actuar ante un accidente de circulación

¿Qué podemos hacer si hemos sufrido un accidente de tráfico?

Lo primero, comprobar que todos los ocupantes del vehículo se encuentran bien.

Lo segundo, protegernos antes de bajar del coche y tomar medidas adecuadas de seguridad. Hablar con el otro conductor, intentando mantener la calma, y prepararnos a cumplimentar y firmar el parte amistoso. En caso de duda, o de falta de acuerdo entre los conductores, llamar al 112, para que intervengan las fuerzas de seguridad y sean ellos los que preparen el informe o atestado.

Y por último informar a nuestro seguro del accidente sufrido. 

No me duele nada en este momento, ¿he de acudir al médico de todas formas? Lo normal es que casos relativos a pequeños alcances o golpes leves (los más frecuentes), se produzca el denominado latigazo cervical, y que debido a la tensión que produce el accidente no tengamos ningún síntoma o molestia en dicho momento. Pero hay que tener en cuenta que las mismas suelen aparecer, en torno a las 24-48 horas posteriores, por lo que, al más mínimo dolor tras padecer el accidente esimprescindible acudir al médico o urgencias, siempre dentro de las 72 horas siguientes al accidente,ya que pasado este plazo, la compañía contraria no va a aceptar que las lesiones que suframos, sean como consecuencia del siniestro y por tanto podemos perder el Derecho a reclamar indemnización por las lesiones. Si el accidente fuera de mayores dimensiones, nos facilitarán atención sanitaria inmediata y en su caso seremos trasladados al hospital, por lo que estará cubierto el plazo de las 72 horas. 

¿Solo podemos reclamar los accidentes entre vehículos? Por supuesto que no. En cualquier accidente en el que nos veamos perjudicados, tenemos derecho a reclamar los daños sufridos. Puede ser como pasajero de TransportePublico, (Autobús, tren, taxi, etc), en este caso es imprescindible guardar el resguardo y si no ha llegado a haber colisión, tomar datos del transporte, y contacto del conductor y otros pasajeros como testigos. Si existe colisión, suele haber atestado, pero es imprescindible guardar el documento que acredite que viajábamos en dicho medio.  

Otro ejemplo muy común sería un atropello, o que vayamos en bicicleta y suframos un accidente por causa imputable al otro vehículo. De todas esas situaciones y muchas más, podemos ser perjudicados y en todas ellas tenemos Derecho a ser indemnizados.

Por último, es importante que conozcas que el seguro de tu vehículo, incluye libre elección de Abogado de tu confianza, cuyos honorarios los abonará tu compañía según las condiciones particulares de tu póliza, un Abogado con el que poder reunirte y tratar personalmente con el mismo tus inquietudes, ya que al abogado que designa la compañía solo le verás el día del Juicio en caso de que se llegue al mismo y no podrás transmitirle tus inquietudes, siendo muy probable que la indemnización que consiga esté por debajo de lo que te corresponde. 

En nuestro Despacho, somos especialistas en accidentes de tráfico, y estudiaremos tu caso sin compromiso. 

Gracia Coloma, Abogada ICAM nº 83.019

Socia fundadora de Lex&com Abogados.