COED | Preguntas frecuentes en odontopediatría (Parte I)

¿Es verdad que durante el embarazo el bebé saca el calcio de mis dientes, dejándolos frágiles?

No. El calcio necesario para la formación de los dientes de tu bebé proviene de una alimentación balanceada, nunca de tus dientes.

¿Cuándo se empiezan a formar los dientes temporales o de leche?

A partir de la sexta semana de embarazo y siguen desarrollándose hasta erupcionar en la boca. Por ello es tan importante la alimentación de la embarazada; cualquier problema de salud de la madre o del bebé durante este periodo podría afectar la estructura de los dientes temporales. Por ejemplo, los bebés prematuros y/o con bajo peso al nacer, tienen más probabilidades de presentar alteraciones del esmalte que los nacidos a término.

¿Cuándo se empiezan a formar los dientes permanentes?

Los dientes permanentes se empiezan a formar poco antes del parto hasta alrededor del tercer año de vida del niño. Por ello algunas enfermedades o medicaciones en la primera infancia pueden repercutir sobre la formación del esmalte de los dientes permanentes.

¿Debo tomar suplementos de flúor durante el embarazo para proteger los dientes de mi bebé?

No. Se desconocen los efectos en el feto del flúor sistémico prenatal. Únicamente, los efectos tópicos del flúor del tipo enjuagues, geles y barnices han probado ser los únicos beneficiosos.

¿Es importante la lactancia para el desarrollo de la boca de mi bebé?

Sí, es de vital importancia porque: La succión del pecho es una actividad esencial para el correcto crecimiento y desarrollo de su boca. Los niños que tienen una lactancia materna adecuada presentan menos problemas de maloclusiones (malas mordidas) que los alimentados con biberón desde los primeros meses. La leche materna contiene anticuerpos responsables de la defensa de su organismo. La lactancia le proporciona satisfacción, placer y seguridad.

¿La lactancia materna prolongada (más de 12 meses) ocasiona caries?

No necesariamente. La leche materna, por el hecho de tener lactosa, es cariogénica como el resto de azúcares que se ingieren en la dieta. Sin embargo, hemos de recordar que el factor principal para la aparición de caries precoz es, aparte de la ingesta de azúcares, la falta de limpieza de los dientes sin seguir los protocolos establecidos.

Por ello, si la lactancia materna es a demanda durante la noche, y además, la madre no limpia los dientes de su bebé después de la toma, el bebé tiene muchas más probabilidades de desarrollar caries.