Soto de Viñuelas, ese gran olvidado por el Gobierno tricantino

Que tuviéramos que perseguirles para asumir el mantenimiento y gestión de la depuradora de Soto, cuando la legislación obligatoria básica de las entidades locales nos exige prestar esa competencia, ya tiene tela. Es más, hasta Enero, de dos años después de nuestra propuesta en 2015, el gobierno no asumió la titularidad de la citada depuradora, y podemos afirmar que lo hicieron puesto que necesitaban usarla para dar servicio al Convenio de la Hípica Boninsa y los 155 chalés urgentemente al no haber sabido resolver la cuestión desde 2003 y tener pendiente su conexión con la depuradora de Tres Cantos desde 2008.

Que, además, a día de hoy, sigamos discutiendo de si la urbanización está recepcionada o no después de haber hecho allí obras en la pavimentación hace más de 15 años es inexplicable, sobre todo, cuando escucho  a alguna concejala del PSOE que cree que solo se recepcionó lo que se hizo, alucino.

También tuvo que ser nuestra insistencia lo que incluyó en los presupuestos el soterramiento de los contenedores, tratando esta zona, como  cualquier otra de la ciudad.

 Proactivamente el gobierno no ha planteado absolutamente nada en Soto de Viñuelas.

Por no hablar de la dejación de funciones para conciliar los intereses vecinales en asuntos como, la licencia de la Escuela Infantil en esa zona. En un Ayuntamiento como el nuestro, que menos que, concitar voluntades y mediar para mejorar la convivencia de los vecinos y los emprendedores. Menos mal que ya no queda nada para tener un gobierno al que no vamos a necesitar perseguir ni rogar nuestro obvio derecho a la prestación de servicios de manera excelente.

Ciudadanos Tres Cantos