Carta del Presidente del C.D. FUTBOL TRES CANTOS

Estimados socios y simpatizantes:

En estos últimos días he apreciado lo que es el dolor de la derrota, el fracaso y la desesperación de no conseguir los resultados que todos esperábamos. Me refiero exclusivamente a nuestro primer equipo, ya que los demás equipos de la base están obteniendo una evolución y progreso dentro de lo esperado, algunos, incluso, por encima de ellos.

Lo conseguido en la temporada pasada fue un éxito de gran magnitud ya que, siendo seguramente el club con menor presupuesto de toda la Tercera División, se consiguió mantenerse en ella, éxito conseguido por un grupo humano que compitió con ilusión y con la predisposición de darlo todo en el campo.

A este éxito deportivo se le une también el económico ya que, debido a los ingresos obtenidos como consecuencia del ascenso de categoría a Tercera División Nacional, el Club recibe una subvención de la Federación Española de Futbol (Derechos de TV y Copa del Rey), ingreso económico que de ninguna manera esperábamos y que sirvió para equilibrar las cuentas del Club. Por lo tanto, podemos decir que nuestro Club ha vivido en los dos últimos años la experiencia más fructífera desde su creación.

Es imprescindible y de vital importancia que sepáis que la totalidad de esta subvención ha sido destinada, en esta temporada, a la regularización de la situación de nuestros jugadores y entrenadores, pues hemos dado de alta a muchos de ellos, soportando el gasto de la seguridad social que esto conlleva. Estoy convencido que otros clubes se lo habrán gastado en jugadores para su primera plantilla, pero este no es nuestro caso y es algo de lo que me siento orgulloso.

En la presente temporada tocaba trabajar sabiendo que las cosas podían cambiar. El hecho de que, gracias a la gestión de PROLIGA (asociación de clubes no profesionales), se reciba esta subvención unido a otros futuros avances que se esperan en el futbol NO PROFESIONAL, ha espoleado a la mayoría de clubes de toda España, por lo que estar en esta categoría se hace aún más interesante, si cabe. Todos los clubes de esta categoría han puesto el máximo interés y esfuerzo en dotar a sus equipos de los medios económicos necesarios para tener una gran plantilla.

Conocedor de todo esto que os he expresado en el párrafo anterior, me he esforzado para conseguir un soporte económico que diera a nuestro Club un plus y un equilibrio competitivo que pudiera estar a la altura del resto de clubes de esta categoría y, por otra parte, conseguir una estabilidad económica que no afectara a la aportación de los socios y a sus cuotas, por los servicios que prestamos a los jugadores de nuestro Club. Os puedo asegurar que hemos buscado todo tipo de recursos: patrocinadores, inversores y, como no, a también a las instituciones municipales de nuestra ciudad. El resultado ha sido un fracaso en todos los sentidos.

Reflexión especial requiere la gestión de nuestra filiación con el Club Rayo Majadahonda que a priori se presentaba como una gran oportunidad. La posibilidad de tener tres jugadores de calidad, acorde al espíritu del acuerdo firmado, nos daba la esperanza de conseguir aquello que buscábamos para nuestro primer equipo y que por nuestros medios económicos no podíamos conseguir.

Sin embargo, esta gestión, hasta la fecha, también ha fracasado. El Club Rayo Majadahonda no ha podido conseguir que estos tres jugadores de cierta calidad, con capacidad para debutar en Segunda División, estén con nosotros. Desde mi posición puede que haya sido algo ingenuo el pensar que esta filiación pudiera habernos dado el plus que antes mencionaba, pero era la única salida que nos quedaba ya, “la última bala”.

No quiero que nadie se lleve la impresión de que le esté echando la culpa de todos nuestros males al Club Rayo Majadahonda, NO ES ASI, solo os relato lo sucedido hasta la fecha.

Tampoco voy a justificarme o a echarle la culpa a la mala suerte, debido a las lesiones que hemos padecido o a la cantidad de partidos que hemos empatado o perdido por culpa de pequeños detalles. Los resultados están ahí y es lo que vale.

Debido a estos resultados, nuestro entrenador del primer equipo presentó su dimisión hace varias jornadas, dimisión que no fue aceptada por razones obvias. Si hemos fallado hemos sido todos, desde el presidente, que soy yo, hasta el último jugador, jóvenes y veteranos, sin olvidar la falta de recursos anteriormente citados.

Esta última semana, el entrenador del primer equipo y yo hemos llegado a un acuerdo para buscar una solución a este problema deportivo y ambos hemos llegado a la conclusión que lo mejor era buscar a un entrenador que se hiciera cargo del equipo y que pudiera darnos el REVULSIVO que necesitan nuestros jugadores.

Como resultado de estas conversaciones el entrenador elegido para continuar con el equipo ha sido JoséMaria Rodríguez “May”, un viejo conocido de la afición tricantina, ya que cubrió una etapa muy fructífera con el Pegaso Tres Cantos y al que deseamos la mejor de las suertes.

Me gustaría tener la frase mágica que animara a las personas que, de una manera u otra, estén o hayan estado relacionadas con nuestro Club o nuestro deporte, para que con su presencia y ánimo nos empujen hacia el objetivo que nos hemos marcado, que no es otro que seguir en esta preciosa categoría que es la TERCERA DIVISIÓN NACIONAL. Desde estas líneas os pido VUESTRO APOYO INCONDICIONAL para las veintidós jornadas que quedan.

Decir a las EMPRESAS O INVERSORES que pudieran aportar el apoyo económico que necesitamos para nuestro primer equipo, que no duden en hacerlo, aún se puede conseguir, estoy CONVENCIDO.

Gracias por vuestra atención. Espero que el equipo al final consiga su objetivo. Os saludo atentamente.

Manuel Parra Sánchez.
Presidente del Club Futbol Tres Cantos.