Carta a los niños de Tres Cantos

¡Hola! Me llamo Marcos y vivo en Tres Cantos. Tengo dos hermanos, Carolina y David, y dos tortugas, Fresa y Nata. Desde hace una semana estamos protegidos en casa porque ha aparecido un virus que no nos puede encontrar. 

Su nombre es Coronavirus y lleva desde el mes de febrero de viaje por Madrid. Ha venido desde muy lejos, pero mis padres me han dicho que está de paso, que no va a quedarse mucho tiempo con nosotros. Este virus hace que las personas se pongan muy malitas y por eso debemos protegernos de él. 

Mi hermano David, que va a la universidad, nos ha explicado a mí y a mi hermana que tenemos que lavarnos mucho las manos y taparnos al toser y estornudar. Además, nos ha dicho que, mientras este virus siga por Madrid, no vamos a poder ir al parque, ver a nuestros amigos ni al resto de nuestra familia.

Como ya no voy al cole, estamos todos en casa haciendo deberes menos mamá. Ella se ha convertido en una superheroína y todos los días ayuda a las personas que han sido atacadas por este virus. Como ella, hay muchos profesionales que están cuidando a las personas que están enfermitas y están intentando que este virus no viaje más. 

Papá me ha dicho que todos los días,a las 8 de la tarde, tenemos que salir a nuestra terraza y aplaudir con el resto de los vecinos para debilitar al virus y demostrar nuestro apoyo a todos los que no se pueden quedar en casa y tienen que ir a trabajar.

A veces estoy un poco triste porque echo de menos poder salir a la calle, pero se que pronto podré volver  a estar con mis amigos y a jugar con ellos. 

En estos días, hemos dibujado un súper arcoiris, hemos plantado un huerto, he aprendido a atarme los cordones, he sacado de paseo por mi habitación a Fresa y Nata, y hoy vamos a cocinar mi comida favorita, canelones. ¡Ahora que tenemos mucho tiempo debemos aprovecharlo!

Los niños somos el futuro y tenemos que luchar como superhéroes contra este virus. ¡No nos rendiremos hasta que acabemos con él! ¡Juntos podemos!