La caries dental en los niños

Los dientes están formados por tejidos duros (esmalte, dentina y cemento) y blandos (“nervio” y ligamento periodontal que lo une al hueso).

Son las únicas estructuras en el cuerpo que no pueden regenerarse por sí mismos por lo que detectar de modo precoz la enfermedad de caries es muy importante. Por ello desde la Clínica Dental COED Dra. Mónica Arranz, os animamos a realizar una revisión gratuita de los más pequeños de la casa con nuestra odontopediatra, la Dra. Lara Magdaleno Huertas, miembro de la SEOP (Sociedad Española de Odontropediatria).

La caries es una INFECCIÓN del diente, una enfermedad bacteriana que lo destruye. El principal amigo de la caries es la falta de higiene adecuada, aunque es un proceso que depende de muchos factores.

Puede aparecer desde la salida del primer diente en la boca, no es una enfermedad que dependa de la edad por lo que es fundamental realizar pautas de higiene desde que el niño es un bebé.

Inicialmente se recomienda limpiar las encías del bebé con una gasa humedecida en agua. Posteriormente, se puede comenzar a utilizar cepillos de cabezal pequeño y cerdas suaves. Aunque fomentemos la autonomía de los niños dejándoles que se cepillen, hasta los 6 ó 7 años siempre es necesario “ayudarles”, ya que la parte importante del cepillado (eliminar la placa bacteriana) debe hacerla un adulto puesto que los niños no tienen destreza manual suficiente para limpiar del modo adecuado. A partir de esta edad y hasta los 12 años aproximadamente, el cepillado se realizará con supervisión de un adulto.

Desde la Clínica Dental COED, recomendamos la visita al odontopediatra desde el primer año de vida, consulte a nuestra especialista en odontología infantil, la Dra. Lara Magadaleno las dudas que tenga acerca del uso de pasta fluorada y la fluoración de los dientes y recuerde:

  • No deje el biberón con líquidos azucarados para dormir.
  • No proporcione el chupete untado en azúcar o miel.
  • No administre zumos azucarados como sustituto del agua.