Así funciona la “app” para rastrear la expansión del COVID-19

La alianza entre Google y Apple para desarrollar una aplicación en contra del coronavirus ha sido noticia en todo el mundo. Tienen como objetivo rastrear la expansión del coronavirus a través de nuestros propios teléfono moviles.

Nuestros dispositivos se comunicarían entre sí de manera automática a través de Bluetooth; una propuesta que ha recibido tanto elogios como críticas. De este modo, cuando dos dispositivos se encuentren en un mismo lugar durante un periodo de tiempo, de compartirán una serie de datos que solo tienen nuestros móviles.

Esta información se guardará durante 14 días y en caso de tener contacto con una persona contagiada o con síntomas de Covid-19, el móvil podrá avisarnos.

Por otra parte, en el caso de que seamos nosotros los que demos positivo por COVID-19, o presentemos los síntomas, es posible autorizar a la app de las autoridades sanitarias para que compartan este dato. Si elegimos hacerlo, todas las personas que hayan estado en contacto con nosotros los últimos 14 días recibirán una notificación. No se mostrará quién tiene el coronavirus, sólo que alguien con quien estuvimos podría tenerlo.